Themes...

El otro día me puse a revisar el celular de algunos alumnos, así como para ver que podía "robar"... y encontré varios Temas bastante buenos, uno basado en las películas de X-Men, otro de Subzero de MK, y otro más de Tekken, y aunque los últimos no son de mi agrado, me llamó la atención lo fan-made que parecían ser.

Así que hoy me puse a buscar y encontre, el Sony Ericsson Themes Creator, una utilidad para crear temas, la cual es oficial y gratuita, y permite ser usada en varios teléfonos de distintos modelos (Sony of course). El sistema es sencillísimo, y basta con cambiar la paleta de colores, o ir un poco más allá y crear cada parte para luego encajarlas en los distintos menúes, en un estilo similar a las customizaciones que se hacían sobre Winamp hace varios años... jajaja

Partí jugando con unas imágenes de StarWars y los resultados son bastante buenos, considerando que casí ni trabajé en los detalles, pero con un poco (y sólo un poco) de paciencia se pueden hacer muy buenos trabajos. Luego compartiré los míos apenas salgan del estado beta en que se encuentran.

Los invito a revisar esta utilidad, hoy por hoy, parece que Sony le quitó el nicho de la masividad a Nokia, al menos entre los cabros chicos, ya que hay lejos más Sony's que Nokia's, lo que sin duda es bueno, ya que así que podré compartir masivamente mis ñoñerías.

Si alguien tiene Sony y quiere un tema particular no dude en pedirlo, por mientras comenzaré con un diseño sobre Hoth que está muy bueno, y luego pretendo hacer algo sobre Fett (Hijo), mi Twister y un par de bandas que me gustan.

Justo cuando comencé a trabja nuevamente, me salió otro trabajo, que no es nuevo para mi, se trata de los cursos de Educación para Adultos, lo que no sólo es grato profesionalmente, sino que también monetariamente... aunque el pero es que ahora tengo sólo 1 día libre a la semana.

La vuelta a clases estuvo bastante rancia, y no es que me hubiese acostumbrado a estar en mi casa (dado que estuve re poco en mi casa), sino que sentí fuertemente que me querían un poco menos que antes... yo sé que los empleados con licencia son problemáticos, pero al menos deberían guardarse las "caritas" para fin de año y no para cuando uno aparece... además que mi problema es real y no un vil intento de ampliar las vacaciones... en fin.

Ando bastante idiota y poco tolerante, aunque me he esforzado por tratar de no ser bestia delante de los alumnos... es difícil, pero lo intento, y últimamente pienso más que antes que quiero cambiar de pega y probar con algo distinto, ligado al sector, pero distinto... alguna oferta?

El caso de los "viejos" (de hecho varios son menores que yo), es diametralmente distinto, ya que las clases se disfrutan completamente, así que necesito algo para el resto de la semana, o bien ampliar la oferta en educación para adultos... no sé, lo que salga primero.

...

Algo terrible de lo que me enteré esta semana, es que en Lampa se hace un desfile, de todas las instituciones y colegios, y a pesar que no estamos en el Chile de Pinochet, ni en la Cuba de Castro, ni en la Urss de Stalin, debo... DEBO desfilar, y más encima con terno!!!
Ternero, las polainas!

Uds. saben que no es lo mío... así que veré si compro una corbata, y el resto, bueno, trataré de ir lo más formal posible...
Dado que es un colegio chico, es casi imposible sacarme el cacho de encima... y lo peor, es que los lampinos parecen disfrutar de estas demostraciones extrañas de orden y disciplina... por lo que es casi una institución. Según palabras de un lugareño, es lo que más le gusta a la gente después de la Expo-Lampa.

Insólito, dado que jamás en mi vida escolar me tocó semejante trámite, aún más, en mis tiempos se veía mal a aquellos que si disfrutaban de cosas como estás, y sinceramente no sé que sentido cívico puede tener el pasear a una panda de cabros chicos por las calles del pueblo, espero no tener que saludar al odioso alcalde que ni siquiera ha arreglado las calles ni el semáforo... y evidentemente, espero que ningún conocido me reconozca.

...

Por otra parte, el trabajo me ha imposibilitado el hecho de visitar a Padre, tan seguido como antes, y más temprano que tarde, el asunto me tocó el lado económico (y eso que aún no hay una cifra final establecida)... pero bueno, espero que Padre salga luego, ya que no es grato para él seguir en la clínica, y se anduvo deprimiendo un poco... espero que falte menos, aunque en rigor, aún no hay claridad al respecto.
Al menos me queda el consuelo de haber estado ahí en el momento duro, sólo espero que toda la espera valga la pena y disfrutemos de Padre un buen tiempo más.

Volví a trabajar!!!

Hoy he vuelto formalmente al trabajo luego de mi breve pero necesaria Licencia Médica.
Había algunos cambios, pero en general casi ni se notó mi falta... claro, ya que andan todos preocupados de Septiembre...

No puedo decir que echaba de menos el laburo, pero tampoco fué complicado volver, lo único molesto fué que casi todos los días de Licencia, en que tuve que viajar frecuentemente a Santiago, tenían un agradable calorcillo que casi hacia olvidar el frío invierno que aún no termina... yo ingenuamente pensaba que volvería a clases a gozar de ese sol en los recreos... pero no.. Lampa se encargó de recordarme hoy, lo frío que es.

A raíz de la historia del Scrabble me acordé de la primera vez que oí (más bien leí) sobre frecuencias de letras...

Cuando chico me gustaba la Criptografía, es decir, el cifrar mensajes para que otros no pudiesen leerlos, o bien el ser capaz de leer mensajes cifrados por otros... Todos saben que soy muy copuchento, aunque a decir verdad, nunca se dió la oportunidad de tener que ocultar un texto de ésta forma... aunque me sirvió para divertirme descrifando las claves de mis amigos... (como la clave musical de Ignacio -el ovoide-, que utilizaba caracteres musicales para escribir y era una simple clave de sustitución) ahora que lo pienso, tanta ñoñez quizá fué impulsada por la contratapa de mis cuadernos Austral, ¿se acuerdan de esa búsqueda del tesoro que había que leer usando los caracteres que aparecían al lado del mapa?

En fin, la cosa es que me gustó el tema, investigué en varios libros y revistas (en los años previos a internerd) y, curiosamente, volví a acercarme a través de las revistas de computación, ya que la criptografía comenzaba a ser importante a la hora de proteger datos, hablo de años en los que recién un usuario común y silvestre comenzaba el arduo proceso de recordar miles de contraseñas....

Bueno, en esa busqueda me topé con la obra de Edgar Allan Poe, El Escarabajo de Oro, que más allá de ser un clásico de la literatura fantástica, es también un ejemplo de como funciona la criptografía, al leer el libro se encuentra el siguiente mensaje:

53+++305))6*;4826)4+.)4+);806*:48+8¶60))85;1+(;:+*8+83(88)
5*+;46(;88*96*’;8)*+(;485);5*+2:*+(;4956*2(5*—4)8¶8*;406
9285);)6+8)4++;1(+9;48081;8:+1;48+85;4)485+528806*81(+9;
48;(88;4(+?34;48)4+;161;:188;+?;


y para poder descifrarlo el protagonista hace un analisis del idioma inglés estableciendo la frecuencia de aparición de las letras, que es la siguiente:

Ahora bien: la letra que se encuentra con mayor frecuencia en inglés es la e. Después, la serie es la siguiente: a o i d h n r s t u y c f g l m w b k p q x z. La e predomina de un modo tan notable, que es raro encontrar una frase sola de cierta longitud de la que no sea el carácter principal.


Es decir el mismo trabajo que hizo el señor Butts al analizar la portada del New York Times, lo había hecho antes Poe, aunque la distribución de frecuencias es un poco diferente.

Si quieres saber más de criptografía, te recomiendo leer los siguientes enlaces: aquí y aquí.

Si quieres leer el Escarabajo de Oro, te recomiendo la versión libre de wikipedia.

Games people play


Anoche jugué Scrabble, nunca antes lo había jugado!!! César y la Vicky, mis vecinos, siempre nos invitan a jugar, siempre jugabamos Pictionary, lo cual es un gran chiste a medida que avanza la hora, especialmente cuando los dibujos son obvios y tu pareja no es capaz de adivinar qué es...

Anoche fué el turno de un nuevo juego, y la Vicky trajo su Scrabble, original Milton Bradley (hoy es Hasbro), así que tras un breve proceso de traducción de las reglas, comenzamos a jugar...
... Por cierto que gané, y sin trampas, aunque Linux me ayudo bastante considerando el valor de la X, Paz me dió unos agradables 33 puntos al estar en una casilla triple, y luego obtuve otros tantos al agrandar una palabra... César aprovechó la estrategia y triplico el triplicado, obteniendo casi 100 puntos de una... aún así mi ventaja era abrumadora y no me presentó mayores problemas.

Quiero un Scrabble y quiero algunos otros juegos clásico para amenizar estas veladas vecinales.

Un poco de Historia del Scrabble:

En 1931 Alfred Mosher Butts, creo un juego de palabras llamado Lexico, en base a algunas fichas con letras y puntaje uno debía formar palabras y ganaba quien formara las palabras más extensas... para determinar el valor de cada letra Butts analizó la portada del New York Times, obteniendo así las frecuencias y valores que se mantienen hasta el día de hoy (al menos en la versión en Inglés).
Butts no tuvo suerte al comercializarlo (Parker Brother y Milton Bradley le negaron su ayuda), y años después, en 1938, se le ocurrió añadir un tablero, cambiando el nombre del juego a Crisscross o Crisscross words, comercializandolo él mismo.

En 1948 James Brunot, amigo de Butts, le ofreció a ayudar en la comercialización a cambio de un porcentaje, para mejorar las ventas inscribieron el producto como Scrabble, ofreciendolo formalmente el 16 de diciembre de ese año. El negocio creció progresivamente hasta 1952 en que reciben el apoyo formal de Macy's, finalmente y debido al aumento en la demanda Brunot y Butts ceden los derechos de fabricación a Selchow and Righter para Estados Unidos, Canadá y Australia, y luego a Spears and Sons, para el resto del mundo.

Lo curioso es que que tras la cesión de los derechos originales, una parte quedó en manos J.W.Spears and Sons, que luego fué comprada por Mattel y otra en manos de Selchow and Righter, actual Hasbro... es decir que uno de los juegos más antiguos es el producto de dos de las compañías más grandes de juguetes, curioso no creen?

Esperar es probablemente la peor parte, aunque el cambio de aires, previo a septiembre, parece que está por traer buenas nuevas... ojalá así sea.

Mientras he visto algunas de las películas que había dejado pendientes, y lamentablemente, debo reconocer que por un asunto de tiempo y recursos he debido cambiar el cine, por mi laptop... espero ponerme al día luego, ya que si bien es cómodo, siempre he preferido el ambiente de una buena sala... bueno, algo es algo.



Wild Hogs, esta la ví por que me tinco entretenida, y lo es, aunque creo que disfruté más por mi ñoñez que por otra cosa, pero es una divertida comedia liviana, de viejotes en busca de ese joven ya medio perdido... que si me identifica? por supuesto que no, pero hay bastantes situaciones que suelen recordar lo que pasa cuando uno se junta con otros motoqueros... aunque aquí esa idea del motorista rudo y de cuero es pura pose, o sea, hay puros Wild Hogs jajaja

Dicen las malas lenguas que el nombre original era Hell's Angels (tanto de los Wild Hogs como de Los del Fuego) pero la presión de éste grupo de motoristas hizo desistir a Disney de esa idea.
Ojo con la participación de Peter Fonda y los múltiples guiños a Easy Rider.



Ratatouille, bueno Pixar siempre es una apuesta segura y hasta ahora no me ha decepcionado, la historia de la Rata cocinera es muy buena, aunque breve... y encuentro que es mas Disney que el resto de las películas, aunque no por eso ha perdido la calidad.
Buena película para ver en familia.
(Tengo que comprar un Remy de peluche)



The Simpsons, la pelicula de los simpsons es realmente chistosa, la animación recuerda un poco a Futurama, por la forma de mover los "planos" del dibujo y ciertos efectos que tienden a olvidar lo del 2-D... es un capítulo de larga duración pero con muchos gags, desde el inicio... obviamente imperdible para todos, fans y no fans de esta gran serie.

Me quedan varias en el tintero, pero espero verlas a la brevedad.
Saludos.

Delincuentes en Moto

Esta historia la saqué del foro de Adach, lamentablemente es cierta y corresponde a la experiencia de un motociclista de Rancagua.

LA AUTOPISTA Y LA DETENCION: DELICUENTES EN MOTO

Partí el sábado cuatro de agosto como a las nueve de la mañana en la moto a Santiago. Más o menos a la diez un carabinero me paró para controlarme a la entrada de la Costanera Norte desde la Autopista Central. Paré, le entregué mis documentos y los de la moto, los revisó cuidadosamente, lo mismo que a la moto. Al cabo de un rato me informó que quedaría detenido. Otro carabinero me leyó los “Derechos del Detenido” con evidente y orgullosa solemnidad. No lo podía creer, detenido. Junto a mí detenían también a un joven que manejaba una camioneta. Se nos dijo que no nos preocupáramos, que llegando a la comisaría llamarían a la Fiscal quien nos dejaría en libertad inmediatamente y citados para algún día próximo a la Fiscalía Norte.

CARABINEROS

Nos fuimos detenidos como a las once de la mañana a la Novena Comisaría en Avenida La Paz con Dávila. Frente a ésta quedó la moto. Tensa espera en la Sala de Guardia por la llamada de Carabineros a la Fiscal, muchos cigarrillos, llamadas por celular para avisar a las familias que nos retrasaríamos algo en llegar. Debe haber sido a las doce que el carabinero nos informó que la Fiscal no nos autorizó la libertad inmediata por lo que debíamos quedar detenidos para luego llevarnos a la audiencia en la Fiscalía Norte a las quine cero cero horas. Hasta allí no era tan grave: nuevas llamadas para avisar que el atraso sería mayor, que tal vez sería conveniente que nos fueran a buscar. Pero, primera sorpresa: nos indican que no podemos permanecer en la Sala de Guardia, que no es legal, que debemos entregar todas nuestras “especies” e ingresar al calabozo que es un recinto enrejado de más o menos un metro sesenta de ancho por dos metros cincuenta de largo y un metro noventa de altura dentro de una salita del doble de tamaño y altura.

Como a la una entró a esta salita, nosotros dentro del calabozo, un carabinero con un hombre de unos treinta años detenido. Le indican que se siente. Casi de inmediato entró otro carabinero y le dijo: No te preocupís Negro si el robo fué como de ocho lucas no más así que te vay a ir al tiro. De mala gana y en actitud desafiante el tipo se sentó. Y fue así, unos veinte minutos después el mismo carabinero entró nuevamente y le dijo que se podía ir. Se fue. No pasó por el calabozo. Hubo robo. Ningún cargo, no hay delito.

A las dos y media más o menos nos sacaron del calabozo y nos entregaron nuestras especies para irnos a la Fiscalía en la parte de atrás de un estrecho furgón cerrado desde donde casi no se veía hacia afuera.

La Fiscalía Norte queda en el nuevo edificio de la Justicia en Pedro Montt con la Autopista Central. Debíamos entonces dirigirnos hacia el sur. Partimos hacia el norte. ¿ A donde íbamos? No teníamos idea. Cada vez nos alejábamos más por calles, entremedio de ferias, algo se veía de los blocks de edificios. Finalmente entramos a otra Comisaría, averiguamos que era la de Renca. Nos autorizaron para ir al baño y nuevamente esperar. Serían ya como las ansiadas quince cero cero. Subimos a un gran furgón de Carabineros donde nuevamente partiríamos a la Fiscalía. Debimos esperar que subieran al resto de los detenidos que había en ésta. Llegaron siete, cinco jóvenes de unos veintidós años y dos menores. Ahora eran otros carabineros quienes nos conducirían por lo que hubo que hacer todos los registros de rigor en grandes libros con cuidada letra, con líneas con lápices de pasta de colores al borde de reglas colegiales. Tal vez una media hora. El carabinero, al ver que no estábamos esposados, con algo de misericordia dijo: No, a ustedes a no, pero a esos cabros chicos culiaos no les tengo ninguna confianza y los esposó a los asientos del furgón. Nos autorizó a fumar el último cigarrillo antes de partir ya que allá les van a quitar todo.

Partimos. En el trayecto los recién llegados, a excepción de dos que parecían asustados igual que mi joven compañero de detención, hacían gala de los motivos y circunstancias de su arresto y su resistencia a éste: en general robo con intimidación, porte ilegal de armas, algo de drogas y mucho copete. Se jactaban de lo heroicos y atrevidos que habían sido. En el intertanto, los dos menores habían soltado las esposas de los asientos.

GENDARMERIA: EL INGRESO AL MODERNO SISTEMA DE JUSTICIA

Todos en fila, apegados a la pared con las manos atrás dije mierda, caminamos por interminables pasillos subterráneos escoltados por nuestros carabineros y los próximos custodios, los gendarmes, hasta el recinto de recepción de los detenidos de Gendarmería. Un nuevo calabozo de unos tres metros por cuatro donde ya había más de diez detenidos de muy mal aspecto: algunos borrachos intentando escupir o vomitar, sin embargo no podían hacerlo porque, si lo botai te lo comíh, decían los gendarmes. Otros literalmente cagados. Se podrán imaginar, éramos unos veinte. Todos delincuentes. Nueva espera y la indicación de que cuando los llamen por el primer nombre y el primer apellido deben contestar con el segundo apellido, si no, pasan pa’l final. Había que estar atentos. Juan Gajardo, se escuchó, aquí, fue la respuesta, no Ascuí, se escuchó nuevamente la voz afligida.

Finalmente escuché: Juan Suter. Carr, grité fuerte. Salí, pegado a la pared, con las manos atrás mierda, a la espera para el traspaso “del detenido” de Carabineros a Gendarmería y el consiguiente “retiro de las especies” y llenado de formularios pero esta vez, como no si es la moderna Justicia, en forma computacional. Nombre. Juan Suter respondí. ¿Con dos te? No con una. ¿Con hache? No tal cual, s, u, t, e, r. ¿Aaah? Suter. Sí. ¿y el segundo apellido? Carr. ¿Con K? No con C. ¿Aaaah? Así no más. No, con dos R. Aaaah. ¿Y tiene especies? Sí. ¿Dinero? Si, ¿Cuánto? Ciento ocho mil pesos. ¿Taaaanto? Sí, Y tarjetas de crédito. Se la entregué. ¿Tres? Sí. ¿Y el carné de identidad? ¿También? pregunté sorprendido y entregándolo. Si, ese queda aquí. ¡Bueno el reloj aah! Mmm. ¿Arquitecto?, ¡güena peguita aaah! Ya, pase al frente no más con las manos atrás para que lo revisen.

De pié, con las manos atrás mierda, frente a un muro con dos puertas. Abrieron una y me hicieron pasar. Ya había pasado mi compañero. ¡Ya, empelótate! Tuve que desvestirme completamente, entregar al gendarme prenda por prenda, que eran muchas ya que iba en moto, para su lenta y minuciosa revisión. Se me había quedado en alguno de los muchos bolsillos un pin y unas monedas. A vestirse y de vuelta a entregar estas “especies”. Ya estábamos en manos de Gendarmería y con las manos esposadas. Serían las cuatro o cuatro y media.

GENDARMERIA: LA CUSTODIA

Nuevos pasillos subterráneos, pegados al muro, esta vez con las manos adelante mierda, porque estábamos esposados. Llegamos a un recinto con un pasillo principal y varios pasillos perpendiculares y angostos donde se alineaban unas seis u ocho celdas de dos metros por tres aproximadamente. Frente a la tercera nos hicieron parar para ingresar pero había una pelea adentro. Sacaron a un tipo con la cabeza ensangrentada, chorreando sangre, adentro había unos diez, dos de ellos con rasguños y también ensangrentados. ¿Peleando los huevones? dijo un gendarme. No, si me azote la cabeza contra el muro no más, contestó el de afuera y se lo llevaron. Nos metieron al calabozo. ¿Por qué a éste si está repleto?, si éramos unos quince o veinte delincuentes adentro, la mayoría de verdad y muy jóvenes, evidentemente acostumbrados, donde había espacio para que se sentaran solo cuatro o cinco personas apretadas, habiendo tal vez seis calabozos desocupados más adelante. Misterio. No, no era misterio, era para denigrar, era por mala costumbre, por ignorancia, por demostrar esa pequeña cuota de poder que les da el uniforme y su función y que hace la felicidad de algunos funcionarios públicos y así debilitar nuestra posición.

Allí quedamos hacinados por una dos horas. Hacía mucho frío. Problemas para que el gendarme frente a la celda nos autorizara ir al baño, solo a orinar por que no se alcanzaba a tomar agua. Era lo uno o lo otro. Le voy a preguntar a mi suboficial decía y desaparecía. En una de esas, mientras desaparecía, tres tipos en el calabozo intentaron robarle las zapatillas a otro. Algunos forcejeos y garabatos pero todo quedó en nada.

De repente se escuchó, desde otro calabozo la voz, hasta tierna, de un muchacho: Hermaniiiiiiitooos, hermaniiiiiiitooos, no zche preokupen nah, zii allá arríah hay azzzhiiiii de abogados ehperándoloh pa sakarloh en libertá. No zche preokupen hermaniiitoh, en un rato máh estamoh libre. Aaaaaaaaaah.

Entendimos hermanitos. Los recintos de la Fiscalía estaban en un piso superior y allí nos entrevistaría el Defensor Público asignado.

EL TRASLADO AL JUZGADO DE GARANTIA

Comenzaron a llamarnos de a uno, respondíamos como ya era costumbre, con el segundo apellido. Juntaban de a cuatro y caminamos hasta los ascensores. La capacidad era para dos personas. Estaba bien: solo el detenido y su custodio pensé que imaginó el arquitecto que diseño tan prístino e impecable proceso y recorrido desde la limpia detención del delincuente hasta su llegada a los garantes de sus derechos. Nos hicieron subir a dos, pero luego a otros dos. No cabíamos. Suban los brazos puh huevones que tengo que entrar yo también dijo nuestro guardia. Subimos cinco. Dos veces y media la capacidad y el peso de diseño. Peligroso. ¿Y si se atascaba? ¿Y si se caía? Hasta ahí no más llegaba el impecable y moderno proceso de detención y cautela de los “Derechos del Detenido”, orgullo de lúcidos y preocupados profesionales, próceres y políticos.

Llegamos arríah, al octavo piso. Nuevos pasillos, pegados a la pared y con las manos adelante mierda. Pero había algo distinto. Todo más limpio, los muros de hormigón armado a la vista sin retoques ni desaplomes evidentes. La temperatura era agradable. Nos acercábamos a otro mundo, al público, al de la Tele. Un nuevo calabozo con una banca de hormigón para tres detenidos. Entramos once. Al fondo del pasillo, tras una reja, se veía otro pasillo perpendicular revestido con las ya características planchas de madera terciada que hemos visto por televisión en los nuevos juzgados. Era evidente y, porque no decirlo, esperanzador: era tal vez el final. Los “Derechos del Detenido” habían sido muy bien cautelados y nos esperaba la ansiada y solemne audiencia, finalmente La Justicia. Solo que no fue tan rápido. Recién al cabo que una o dos horas – no teníamos reloj hacía ya mucho rato - se instaló allí, en esa intersección de los pasillos, nuestro joven abogado - ángel que nos esperaba para, esperábamos, dejarloh en libertá hermaniiiito.

Llamaron a cinco detenidos. Entre ellos mi compañero y yo. Nos trasladaron al calabozo vecino y nos ofrecieron “aflojarnos un poco las esposas para que estuviéramos más cómodos”. Conversamos: éramos tres profesionales, mi compañero conductor sin antecedentes y un joven estudiante de educación física. La idea era que nos relajáramos se nos dijo.

LA ENTREVISTA CON EL DEFENSOR PUBLICO, EL PASO POR EL JUZGADO DE GARANTIA Y LA FORMALIZACION

Luego de entregar, uno a uno, nuestros antecedentes socio-económicos, familiares y de estudios al Defensor Público y de éste consignarlos en una ficha ad-hoc, fuimos siendo llamados, uno a uno, ya sin gritos ni respuesta con el segundo apellido, a pasar a la sala del Juzgado de Garantía. Antes que nosotros los menores y mujeres. Atrás quedaron los otros.

Caminé por el pasillo recubierto con madera terciada a la sala que quedaba al fondo. Al entrar estaba ya tan cansado y nervioso que casi no veía nada: sin embargo sí era el inmaculado Juzgado de Garantía. Divisé entre el público a mi mujer, Mónica, que me hizo señas. Le correspondí. Adiviné mi lugar y me senté a la derecha del Defensor Público.

Debo decir que fue una audiencia sumaria, casi una breve mano de póker entre Fiscal y Defensor, y el dictamen del Juez. Salí muy rápido de allí. Fui formalizado pero dejado en libertad con control de detención cada treinta días en la Fiscalía de Rancagua. El Juez dispuso treinta días para investigar. Eran las ocho de la tarde.



EL DELITO

Sencillo: Andar en moto, con la placa patente trasera y Tag (o televía) instalados, pero sin la placa patente delantera instalada, sino en la maleta de la moto, en el porta documentos plástico, junto a los documentos y manuales.

Según el parte policial más o menos así: conducir vehículo con ocultamiento de placa patente dentro de una bolsa de nylon, en una vizcachera.

Arriesgo desde 61 a 541 días de cárcel y en su defecto, reclusión nocturna.

UNA SEMANA DESPUES

Sí. Ahora me doy cuenta. Andar en moto sin la placa patente delantera es un delito muy grave, tan grave como matar a alguien a palos. 541 días de pena remitida es la condena que recibió un joven por matar a otro en la calle, en el marco de una riña, con un bate de béisbol.

Pero también he pensado lo siguiente: Yo andaba con Tag y placa patente trasera. El delito es no portar u ocultar las placas, es decir dos placas. Yo tenía una. ¿Es que no hay delito? ¿O es medio delito y entonces una media condena? Complejo. Me preocupa de verdad.

Me han dicho que fui víctima de las estadísticas. Que los Fiscales son como los ejecutivos de un banco: deben cumplir metas, una cantidad promedio de detenciones mensuales. Si superan este promedio obtienen un bono. Si es así, es de una ética perfecta y asombrosa.

Me contaron que la audiencia fue de una solemnidad a toda prueba, como corresponde cuanto está en juego la integridad de las personas: se inició con más de dos horas de atraso, al Defensor Público le faltó entrevistar a dos detenidos antes de la audiencia, la Fiscal no alcanzó a revisar ningún expediente antes de acusar, fue autorizada por el Juez de Garantía para que entrara a la sala comiendo un Hot Dog, salió al baño a fumar un cigarrillo. Impecable.

Les pido distribuir esta historia kafkiana al mayor número de gente posible para que se sepa y se discuta la forma y el criterio con que actúa la Justicia y Carabineros. Para que, aunque me condenen, se establezca al menos un precedente y se avance en actuar de forma diferenciada entre quienes efectivamente delinquen y quienes llevamos una vida dentro de los márgenes que a través de la Sociedad y el Estado nos hemos autoimpuesto. Para que haya respecto. Se haga las cosas bien. Para Que se denuncie la arbitrariedad. No se trata de clases sociales ni de política. Se trata de eficiencia y seriedad, de formas y conductas de vida.

No me será fácil, aunque no se me condene, recobrar algo de confianza en nuestro Estado y sus Instituciones y volver a pasear tranquilo en moto junto a mis hijos, familiares y amigos, y a tantos conocidos con los que nos encontramos en los caminos y que nos une esta tan entretenida pasión común.




JUAN SUTER CARR
ARQUITECTO

My Hat



Mi brand-new hat... qué les parece?

IC: Snow



Bueno... también gocé de la nieve, en mi casa no alcanzó los niveles observados en Santiago, pero algo de aguanive también cayó... como no pude ir a sacar fotos en medio de la noche, aproveche de hacerlo temprano por la mañana y si bien, casí todo mi recorrido estuvo marcado por el "cariño del blanco" lo más bonito fué en Las Condes, dónde aún nevaba bastante como a las 9:00... pocas fotos, ya que dejar la moto en cualquier parte no me convence, así que tomé lo que pude desde ella (eso y el frío que me restaba bastante movilidad), pero algo es algo...
Tal parece que habrá que acostumbrarse a los cambios climáticos.





En la tarde de ese día aporveché para comprarme un sombrero, algo que quería hace tiempo, un fedora para ser más exacto, en El monito me dijeron que no había y que traerlo salía super caro, de hecho el martes me mojé bastante y opté por comprarme el dichoso sombrero, pero el modelo que me gustaba costaba casi $50.000, al final, buscando en Inet, dí con la tienda de Gonzalo DelPiano, no tenía precios pero algo me decía que era mejor opción que el Chango golpeador.



Luego de la visita a Padre, aproveché de ir a vitrinear. La tienda es muy bonita (ubicada en el Barrio Bellavista) habían varios modelos que me gustaron y al final me quedé con el que buscaba y en el color que buscaba, y lo mejor es que el sombrero debe ser adaptado a la forma de tu cabeza (puede ser genérico también: S, M, L y XL), así que tras comprarlo y "tomar" la forma de mi cráneo con un aparato muy chistoso, fuí a la fábrica para re-formar mi sombrero.
Finalmente obtuve un bello sombrero a mi medida... por un poco más de $20.000, es decir no hay dónde perderse!!!

Mis amigos me hicieron variadas bromas por él... referidas principalmente a mi nueva vida en el "campo", y aunque es incompatible con mi medio de transporte igual me las arreglaré para usarlo, por lo demás me veo distinguido jajaja...

Vendido al sistema

Esta semana ha sido de locos, y a pasado super rápido, siento que la internación de Padre fué recién ayer, y es que poco y nada he hecho fuera de estar por ahí haciendo trámites y juntando sangre, me dieron Licencia Medica, lo que me permitirá desconectarme de la pega un rato para centrarme en las gestiones de mi Papá, ya que sinceramente no hubiese podido sobrellevar todas las cosas... más que mal conozco mis limites (tampoco es gratis, ya que significará reducir mi planificación en dos semanas, con todos los problemas que eso conlleva).

Hoy estaba con mi Papá en la primera visita de la mañana, y la Vicky (mi vecina-amiga) llamó a Lorna... la alarma de la casa llevaba harto rato sonando... de ADT ni rastros, tuve que salir rápido de la clínica y la única forma legal de llegar en menos de 20 minutos a mi casa es Autopista Central y Vespucio Express. Debido al asunto del Tag no me gusta mucho usarlas, pero hace tiempo que venía sintiendo que esa ilegalidad de pasar a la mala era problemática, pensé en comprar el bendito aparato.

Llegué a la casa y por suerte, no había pasado nada (sería el colmo, no creen?), los perros estaban afuera, todas las puertas de acceso estaban cerradas, y "algo" activó el sensor del segundo piso, no había papeles ni nada parecido, finalmente (y para quedarme tranquilo) imagine a un ave excentrica que pasó volando, entró por la ventana del estar y salió por la ventana de la pieza (ya que ambas las había dejado abiertas), es una estupidez, pero en ese momento fué lo único probable... de todas formas extremaremos las precauciones antes de salir.

Tenía que volver a Santiago en forma rápida... si AC y VNE de nuevo, y pese a que nunca me han cobrado un peso (que pagaría de ser así, ya que tan fresco no soy), opté por poner fin a la ilegalidad y pasar por las oficinas de Costanera Norte y retirar mi aparatito... no fué tan grave después de todo, y aunque me se me tiren encima todos los MC's del país debo señalar que no hay como manejar con tranquilidad... y por lo demás ocupo re poco las autopistas.
Ahora ponerlo fué un webeo... estético, es que quiero a mi negra y no me gusta afearla, me ofrecieron una caja que se pega al estanque, pero muy Givi será pero era horrenda, así que preferí una que se usa en el manillar y que estoy casi seguro que sirve para guardar el iPod jajaja o las monedas para los peajes de verdad... no supondrán que usaré el tag todos los días verdad?

No tengo idea de cuánto sale usar la autopista, sé que un amigo que tiene una Passion es captado por 1 de cada 5 o 6 pórticos, por lo que a él le sale casi nada... espero tener la misma suerte. De todas formas, ya me vendí al sistema y espero que la regulación tarifaría funcione y se rebaje al 25% que aspiro a pagar.

Gracias

Gracias a todos, nunca pensé en encontrar tan buena respuesta de las personas que me quieren, y es que, por tradición, soy una persona que prefiere no molestar al resto.

Padre ha evolucionado bien, hoy recuperó la conciencia completamente, ya que hasta ayer no sabía muy bien donde estaba o con quien, ya se está aburriendo y sigue mañoso, lo que en él implica normalidad, mea solo y no necesita ser monitoreado de cada cosa... Sin embargo tengo mucho miedo todavía y no me gustaría perderlo ahora, sé que es una sensación que debería controlar, pero no puedo... ayer le comentaba a unos amigos que hasta ahora, cada vez que me despido de él pienso que pueda ser la última vez que lo vea... pero parece que no será así, el viejo es duro y hasta el momento lo ha demostrado con creces.

Gracias a la Lay y a la Betza por responder ese llamado, me sorprendió gratamente su capacidad de entrega, y por ello les estaré infinitamente agradecido, les repito, que en lo que necesiten me encontrarán (salvo un riñon o algo así), de verdad gracias.

Gracias a los amigos que me han llamado (aunque el número no lo tiene casi nadie) y a aquellos que por este medio también se han preocupado, aquellos que piensan en mi y en la salud de mi padre.

Disculpen si no llamé a nadie, pero me cuesta trabajo enfocarme en algo más que las gestiones que estoy haciendo...
Por lo mismo, no me siento anímicamente capaz de desarrollar la pega y eso me tiene un poco mal, a veces siento que me la puedo con todo, pero estos últimos días me han dejado un poco abatido, tengo una familia maravillosa y ellos y mis amigos son todo lo que necesito para salir adelante.

Falta sangre, falta harta, tengo confianza en que podré superar ese temita luego.

¿Cuándo me quedaré tranquilo? Cuando tenga a Padre a mi lado, conversando conmigo, retándome, o hablandome de sus proyectos y de sus muchas ideas... cuando vuelva a tenerme la "novedad" en cuanto a series o películas, y cuando pueda nuevamente, disfrutar de él como lo he hecho desde chico.

Sangre

Mi Papá está un poco mejor, gracias a todos los que me han dado su apoyo y a quienes me han ayudado.
Me gustaría pedir un favor al respecto, y es que necesito 22 dadores de sangre, para reponer la que mi papá usó en la operación.

Los que puedan (y quieran) donar sangre para mi papá deben hacerlo en el Laboratorio de la Clínica Dávila (Recoleta).

Se requiere cualquier tipo, de Lunes a Viernes de 10:30 a 17:30, y Sábados de 09:00 a 13:30 hrs (cualquier información a los teléfonos 7308217 y 7308218)
A nombre de José Mario Vergara Bustos.

No es impedimento haber tenido hepatits cuando chico, ni tener tatuajes ni cosas por el estilo.
A quienes puedan hacerlo, muchas gracias, y a quienes me apoyan y piensan en mi, muchas gracias también.

Han pasado hartas cosas en éstos días, y lo he pasado verdaderamente mal, por suerte, hasta ahora las cosas andan bien y espero que sigan así.

El miércoles me llamó mi Madre, me dijo que el Papá estaba mal y tenía dolores al pecho y en el estomago, que había pasado mala noche y que tenía que llevarlo al médico.
Partí a verlos y efectivamente mi padre no estaba nada de bien, el es un hombre mayor y por lo tanto cualquier achaque es complicado... había vomitado todo el día y le dolía la espalda, no se podía mover por lo que mi madre había llamado a esos "médicos a domicilio" que se ofrecen en las guías amarillas.

Desde que llegó a la puerta desconfié del supuesto médico, no sólo por ser extranjero (lo siento, pero sólo confió en doctores certificados en mi país) sino que por su accionar, más parecido al de cualquier practicante y no al de un médico real.
Mamá, le dije, independiente de lo que este tipo diga, nos llevamos al Papá a Urgencias...

El "médico" lo revisó y luego de palparle la zona del estomago señaló que tenía cálculos a la vésicula y bronquitis... ya le dije muchas gracias, y hasta luego.

Por favor, si tienen una urgencia NO LLAMEN a SASEMED.



Vestí a mi Padre y con ayuda de Lorna, fuimos a buscar un taxi, el servicio de urgencias más cercano a la casa es el Hospital del Profesor, y si bien, técnicamente no le correspondía, por ser FONASA, anteriores atenciones a mi madre me habían hecho depositar confianza en el trabajo que ahí se realiza... y aunque tuviese costo, era significativamente una mejor opción antes que la Posta 3 o la Posta Central.

Mi Papá pasó directamente al reanimador y el equipo médico comenzó varios chequeos, me permitieron quedarme con él y en todo momento me hiceron sentir cómodo y confiado, lo que sin duda se agradece un montón... hasta ese momento yo suponía que era algo grave... después me pideron timbrar unos exámenes, llegué a recepción y la niña me dijo:

Oh.. es Ley de Urgencias, que es eso, pregunté, y me dijo que por el momento y debido al riesgo vital del paciente, todos los procedimientos estaban cubiertos por Fonasa.

Luego de varias horas, el doctor a cargo me dijo, mira tenemos dos opciones y hay que hacerle una eco para descartar una, puede estar haciendo un infarto o puede ser una disección aórtica.

¿Cuál diagnóstico es mejor?, le pregunté, ninguno, me dijo, ambos son potencialmente mortales y ambos requieren cirugía inmediata.
Cerca de la medianoche se confirmo el diagnóstico de disección aórtica, y comenzó la parte más terrible, el doctor me dijo que por tener riesgo vital el paciente tenía que ser tratado con Ley de Urgencia hasta tenerlo estable, pero, que ellos no tenían cama ni el equipo de cirujanos para operarlo, además no correspondía por pertencer al sector público (todo esto yo lo comprendía perfectamente), por lo que el paciente debía ser trasladado a un Hospital de forma inmediata.

Tú preocupate de estar con tu papá y yo me ocupo de la ambulancia, fué lo que me dijo, y luego se sentó frente al teléfono frente a una gran lista de hospitales y números.

En ese momento tuve que salir a avisarle a mi Mamá, creo que simplemente le dije que estaba grave, a Lorna le dije que era muy probable que se muriera... me puse a llorar un largo rato en su hombro, uno sabe que el viejo vivió su vida, que lo pasó bien y que por su edad, algo tiene que ocurrir, más considerando que fuma como condenado y que por su absurdo miedo a la sangre y las jeringas, nunca se quizo controlar nada... aún así es muy difícil aunar criterios entre lo que te dice el cerebro y lo que te dice el corazón, y la idea de perder a mi Papá era demasiado... lloré, me calmé y seguí con mis gestiones, siempre me ha gustado mantener el control en las situaciones de riesgo, y ahora, sobretodo ahora no podía fallar, volví a urgencias.


Nadie lo quiso recibir, nadie, ni los hospitales públicos ni los privados, ya que técnicamente mi papá era un verdadero cacho (67 años, varias conductas de riesgo, y sin controles previos), la mayoría de los servicios se excusaron con el tema de las camas y el equipo, lo que finalmente dejó a mi padre con dos alternativas: El San Juan de Dios y el Tórax.

En algún momento pregunté cuánto tiempo tenía, y el médico me dijo: si sigue así de bien no hay problemas inmediatos, pero si se le rompe la aórta hay muy pocas posibilidades de que viva, tiene que ser operado ahora.

Debido a lo avanzado de la hora, el equipo médico cambió, y otro doctor tuvo que ocuparse de la tarea de "tratar de encontrar un lugar" donde mandarlo, sobra decir la impotencia que uno siente en ese momento.
Incluso el Doctor se comunicó con la Subdirectora Médica del San Juan de Dios, ahí enfrente mío, y la señora le dijo que el paciente estaba mejor en la camilla de urgencias (del H. del Profesor) que en la UTI (del San Juan de Dios) y que no podía ofrecer la calidad de servicio que requería el paciente.

Y es ahí donde uno piensa, que mierda de sistema es éste.

Peor aún, el hecho de llevar a mi padre al H. del Profesor, casi lo inhabilitaba para acceder a otro sistema público debido al estúpido razonamiento de: pero si el fué a un hospital privado, ah, entonces que pague lo que corresponda.
El Doctor le dijo, vino aquí por que no alcanza a llegar a su servicio, entonces, simplemente se bajó de la micro y llegó acá.
la respuesta fué: Bueno uds. tienen un letrero de urgencias en la puerta, así que pueden hacerse cargo del paciente.

Yo estaba destrozado, el doctor simplemente emputecido, le dije: Yo no voy a sacar a mi padre voluntariamente de acá... y el me tranquilizó y me dijo, yo no te lo voy a entregar y si no consigo nada voy a sacar a otro paciente de la Uti para poner a tu padre... a todo esto eran más de las dos de la mañana, anda a dormir y yo te llamo apenas consiga algo, estaba cansado y en verdad, de poco servía estar ahí... mi Mamá y Lorna seguían en la sala de espera, nos fuimos a la casa, extrañamente me dormí altiro.

Llamó a las 4, había encontrado cama y equipo, lo iban a trasladar, luego me llamaron a las 8, estaba listo y tenía que hacer el ingreso... a la Clínica Dávila.

Llegué rápido, y me encontré al equipo de cirujanos listo para operarlo, mi papá estaba un poco peor, desorientado y cansado, debido a que no estaba llegando bien la sangre a su cerebro.
Me explicaron la cirujía y los riesgos, me pidieron que hiciera su ingreso.

Bajé a admisión, me explicaron lo de la Ley de Urgencias, y que técnicamente, un paciente debe estar estable para ser trasladado, por lo tanto la Ley sólo cubre los gastos hasta la estabilidad, para poder ingresar a mi padre debía cubrir gastos superiores a los $6.000.000... señora, no tengo plata ni tengo como cubrir esa cantidad, le dije, si no va a recibir a mi papá por un tema económico, no se preocupe, pero trasládelo inmediatamente a un Hospital público, pero por favor explique a quien hago responsable si mi papá se muere, al H. del Profesor por trasladarlo o a Uds. por no recibirlo.

No se ponga así, me dijo, si su papá no se va a morir... Señora, le respondí, no estoy reclamando, pero es verdad, se está muriendo ahora, yo no elegí su clínica y no quiero perder tiempo, necesito llevarlo luego a un lugar en que lo puedan atender, no puedo pagar el costo de la clínica, no importa, por lo tanto tengo que llevarlo a un servicio público.

En ese caso es diferente, me dijo, mira sube a ver a tu papá, y nosotros arreglaremos esto.
Llegué y me encontré con la sorpresa de que la orden de operación estaba lista y mi papá salía rumbo al quirófano.

Y me encotré en una posición super extraña... existía la posibilidad de no verlo nunca más, y mi papá estaba semi-inconsciente... qué palabras pueden resumir el cariño y todo lo que sentía en esos momentos... qué decirle?

Sólo le dí un beso y le dije que lo quería mucho... llegó la gente de la Clínica me dijeron que no me preocupara de nada, que estaba en las mejores manos y que todo estaba cubierto, que rezara por él, yo soló sonreí un poco, no había nada que hacer, todo dependía de la fuerza de mi padre.

Llamé a mi hermano, y baje a comer algo, llegó Lorna con mi Mamá, sólo quedaba esperar.

En la tarde salió del quirófano y fué trasladado a su pieza, estaba durmiendo, hoy fuí a verlo temprano y estaba mejor, esperan que despierte en lo que queda del día, hasta ahora todo va bien, espero que el viejo lo supere... quedan tantos proyectos y tantas cosas por hacer, me gustaría disfrutar de mi papá un tiempo más.

Pd. Independientemente de lo que pase, tengo que señalar que ambos equipos médicos, tanto el del Hospital de Profesor, como el de la Clínica Dávila, ha hecho un excelente trabajo, no sólo en el plano profesional, ya que hasta ahora mi papá esta vivo gracias a sus cuidados, sino que también en el plano afectivo, que forma de integrarte y de no abandonarte frente a los problemas, realmente estoy muy agradecido de ambos, espero expresarlo de forma oficial a la brevedad.
Bueno, luego les cuento.
Gracias a todos los que me han apoyado.

Categorías


 

Copyright 2006| Blogger Templates by GeckoandFly