Tardes de Cine

Acabo de ver Downfall (Der Untergang) y me pareció muy buena, me gustan las películas de guerra (es algo más que le debo a mi padre), y me gusta cuando no se quedan en las mismas temáticas (los judíos, los campos de exterminio, o el gringo contra todos los demás).

Esta vez no fue así, La Caída explora los últimos momentos de Hitler y del Tercer Reich, y si bien la critica especializada ha reclamado por la "humanización" de Hitler, me parece que es una de sus grandes ventajas, ya que no lo encumbra como el visionario líder (que no fue) ni tampoco lo caricaturiza como un monstruo, sino que nos muestra un personaje bastante normal, con un gran peso a cuestas (que le va derrumbando poco a poco) y plenamente consciente (a veces) de su papel en la historia, y esto es lo más importante ya que no es un engrendro, ni una abominación, sino que un tipo normal que es capaz de llevar sus ideas y en el camino convencer a una gran cantidad de personas de que estaba en lo correcto, la gente tiende a olvidar esos detalles y finalmente se queda en algunos nombres, acusándolos y apuntándolos con el dedo, y olvidamos que el poder le fue otorgado por una nación, es decir, que la cosa es más compleja ya que hay harta gente detrás... gente que por supuesto luego se hace la desentendida y alega inocencia basada en la ignorancia... (siempre ocurre)

Se agradece esta película, ya que intenta ver el conflicto desde otra perspectiva, desde la otra trinchera, y uno logra esa empatía con el otro lado, aquel que ha sido sistemáticamente prohíbido, escondido o ocultado, por que en honor a la verdad las películas de guerra sólo explotan un lado del asunto y meten judios a como de lugar... entonces si uno reclama por ello inmediatamente es tachado de antisemita o lo que sea, cuando la cosa no es tan así.

Hay momentos re interesantes, como cuando Goebbels expresa: No puedo sentir compasión, nadie los obligó, ustedes eligieron esto... lo que nos recuerda que estos eventos históricos no aparecen de la "nada", los nazis no fueron una imposición, sino que se presentaron como una vía bastante atractiva para una importante parte de Alemania... y de América (también de nuestro país y por eso la permisividad cuando algunos "criminales de guerra" llegaron al cono sur).
No deja de asombrar tampoco la fé de los subalternos en su líder, la capacidad de algunas personas para "dejar de pensar" y asumir a pie y juntillas lo que dice otro... y en forma voluntaria, tanto así que es preferible morir junto al "jefe" que buscar otra forma de solucionar las cosas... cobardía y estupidez, dos conceptos muy presentes en nuestra sociedad actual, lo que me lleva a pensar, de existir un líder carismático y un adecuado programa de propaganda, será posible que las condiciones se presten para un proceso similar en nuestra querída América Latina?

En fin una buena película que deben ir a ver, en lo posible acompañados, para después disfruta de un rico café y una no menos rica reflexión.

4 comentarios:

  1. Akai Bara dijo...

    el cafecito despues del cine es obligatorio de todo fanatico del cine .....

    sin el comentario no tendria gracia ir al cine lo mejor es
    hacer trizas o elogiar al filme :)

    invita po!!!

    hagamos un cuarteto y nos vamos al cien te parece?  

  2. Pollo dijo...

    hagamos un cuarteto y nos vamos al cien te parece?
    Swingers??? jajaja como me propone esas cosas por este medio señorita!!! jajaja  

  3. Mario dijo...

    Pollo, creo que la película es la escusa más barata de los nazis para justificar lo injustificable. La dulzura de Hitler se compara con la placidez de Paul Scheffer o la del demente senil. Y aducir juventud e inexperiencia no es creible en quien sabe lo que pasa. Aquí pasó y pasa lo mismo.  

  4. Pollo dijo...

    Estoy de acuerdo en que la parte del final es simplemente "políticamente correcta", creo que faltó más subversión...  

Categorías


 

Copyright 2006| Blogger Templates by GeckoandFly