Hasta la entrega anterior todo había estado bastante bien con los mutantes, la crítica avalaba de muy buena forma las entregas de Bryan Singer, pero... tras dos muy buenas películas vendría un importante punto de quiebre con X3.

El primer punto importante fue el cambio de director, Singer salía para dirigir Superman Returns (una mierdecilla de película), mientras que el proyecto X-Men era tomado ahora por Brett Ratner.
así llegó


X-Men: The Last Stand (2006) de Brett Ratner.
El hype por esta nueva película era bastante elevado, lo cual se disparó bastante al saber que los nuevos personajes serían Beast, Angel y Juggernaut entre otros, los dos primeros no habían entrado en escena con anterioridad debido a problemas presupuestarios, y respecto a Cain Marko, bueno, es uno de los villanos clásicos así que la expectación era elevada para ver cómo funcionaba el personaje.
El casting incluyó a Ben Foster (Angel), Kelsey Grammer (como un muy buen logrado Beast) y personalmente consideró que Vinnie Jones fue una acierto a la hora de personificar a Juggernaut, a muchas personas no les gustó ya que no era todo lo grande que quisieran, es cierto, pero recordemos que la estética iniciada por Singer trataba de acercar los personajes a la realidad (dentro de lo posible), por lo tanto considero que en ese contexto Cain Marko está bien representado por Jones, quien no es pequeño y demuestra ser un tipo rudo y bruto, elementos que por lo demás caracterizan al Juggernaut, al respecto podría citar su propia frase en la película:

Don't you know who I am? I'm the Juggernaut, bitch!


Respecto a Beast pienso que es uno de los mejores personajes nuevos, al nivel de Nightcrawler en X2, ya que se presenta con un peso que indica claramente su familiaridad con el grupo (que no es evidente para personas que no conocían previamente el comic) y que favorablemente ha sido bien trabajada en la última entrega, además es un tipo maduro, serio y luego, en la acción, ya se demuestra con un altísimo potencial de combate, se agradecen también esos guiños al comic, dado en su postura corporal, sus citas, así como su uniforme, inspirado claramente en la etapa de Grant Morrison (New Xmen).



Ahora respecto a la película, si bien partió con un potente trailer, creo que logró generar demasiadas expectativas las cuales no fueron bien cumplidas al momento del estreno(aunque la película no es un bodrio no está al nivel de las anteriores entregas, aún así me gusta ya que tiene muchos elementos rescatables), por ejemplo...
Una de las secuencias más memorables era la inclusión de los Centinelas, en una épica batalla contra los Xmen donde destacaba la dupla Colossus/Wolverine... y tristemente confirmaríamos luego que sólo se trataba de una sesión en la cámara del peligro, ahora bien, este hecho podría dar pie a que en nuevas secuelas aparezcan efectivamente.
Se especuló también acerca de la aparición de Omega Red (en gran parte debido a los documentos que tenía Stryker en la película anterior), lamentablemente tampoco ocurrió.
Y finalmente se especuló que la película trataría sobre la Masacre de los Morlocks, otra de las sagas épicas de Xmen, aunque este rumor tenía cierto fundamento ya que en la película aparece un grupo similar liderado igualmente por Callisto, sólo que denominado Omegas.

La historia se basa, al menos "espiritualmente" en la Saga de Dark Phoenix (sin duda una de las mejores sobre los mutantes) sólo que sin la espectacularidad espacial de ésta, y por otro lado en Gifted, un arco argumental escrito por Joss Whedon para Astonishing Xmen. La primera explora el lado oscuro de Jean Grey al desatar todo su poder, inicialmente bloqueado por Xavier, lo cual se aprecia al inicio de la película a modo de falshback, y lo que ya se intuía desde el final de X2 al ver "volar" al Fenix bajo el agua del Lago Alkali, en Last Stand se evidencia el retorno de Jean (la muerte de Cyclops) y su posterior paso a la facción de Magneto tras "asesinar" a Xavier, en una de las secuencias mejor logradas de la película. La segunda trama apunta al descubrimiento de una cura al mal mutante, sólo que en la película es desarrollada por los laboratorios Worthington, propiedad del padre de Angel, el cual reprimió desde pequeño su apariencia mutante, lo que se aprecia en el otro flashback al comienzo.

Luego se nos presentan las diferente posturas de la población mutante respecto al nuevo fármaco, por una parte Magneto quien lo ve como la acción definitiva para acabar con el homo superior (el considera que será usada como arma) y se enfoca en destruir la amenaza, la posición de Xavier que trata de conciliar ésta opción privilegiando una coexistencia pacífica, y finalmente la de varios mutantes que quieren acabar con su modificación genética, entre ellos Rogue, quien desea una vida normal (visión enfatizada por los celos que siente hacia la relación de Iceman con Kitty Pride) lo que finalmente la lleva a aceptar la nueva cura.

En el enfrentamiento se sigue por una parte la visión del grupo de Xavier y por otra la de Magneto, el que comienza a reorganizar su Hermandad de Mutantes, haciendo equipo con Juggernaut tras ser liberado (y perder a Mystique y evidenciar el uso de la cura como arma), posteriormente, tras contactar a los Omegas, se hace con una numerosa fuerza de mutantes para llevar a cabo su plan, destacando la ya mencionada Callisto y James Madrox (Multiple Man), el enfrentamiento final nos presenta a los Xmen defendiendo los laboratorios Worthington contra las fuerzas de Magneto, hacia el final Magneto es reducido mediante el uso de la cura, perdiendo sus habilidades (posteriormente se demostraría que los efectos eran temporales), y Jean se sacrifica para acabar con la entidad Fenix.

Era el fin de los mutantes?
No, aunque la calidad de las películas continuaría descendiendo bruscamente con el primer spin-off de la saga...


X-Men Origins: Wolverine (2009) de Gavin Hood.
Ya emití una opinión al respecto tras verla en el cine, ahora con el paso del tiempo me centraré con más comodidad superada la barrera del spoiler.

Wolverine es sin duda el punto más bajo en la saga de X-Men, no tanto por las caracterizaciones como por las incongruencias tanto con el comic, como con el resto de las películas de Marvel.

En primer lugar cabe mencionar que esta película está basada en varios aspectos relevantes de la vida de Wolverine a través de diferentes comics, entre ellos destaca la serie Origin, Weapon X, y parte de Alpha Flight.
La historia comienza situándonos en la historia de James Howlet (Troye Sivan, posteriormente Hugh Jackman), de una forma bastante fiel al comic, con la salvedad, y es uno de los principales problemas, de que asocia a Sabretooth con el personaje de Perro, es decir que James Howlet y Victor Creed (Michael James Olsen, posteriormente Liev Schreiber... lamentablemente no se ocupó a Tyler Mane, el fidedigno Sabretooth de X-Men) serían hermanos, lo que claramente se contradice con la primera entrega de la saga... es decir la película comienza con graves problemas.
Posteriormente se presenta la inclusión de ambos en un equipo de metahumanos al servicio del Ejército de EUA, aparecen otros personajes, entre los cuales destaca William Stryker (interpretado por Danny Huston aunque se pensó en utilizar a Brian Cox y alterarlo digitalmente), Wade Wilson/Deadpool (interpretado por Ryan Reynolds) y Fred J. Dukes (posteriormente The Blob, interpretado por Kevin Durand), tras dejar el equipo se presenta el intento de Howlett ahora llamado Logan, de vivir en paz junto a Kayla Silverfox (Lynn Collins).

Hasta aquí la película funciona en forma decente y hasta hace olvidar los grotescos problemas presentados con anterioridad, se inicia la segunda parte de la trama en la cual los ex compañeros de Logan son asesinados, Sabretooth reaparece y "asesina" a Silverfox para luego vencer a Logan, tras esto Stryker se presenta y le ofrece la oportunidad de entrar al programa Weapon X, se observa el proceso de incrustación del Adamantium (nada nuevo, ya que antes se había mencionado en X2), finalmente Logan se rebela y escapa siendo perseguido por las tropas de Stryker, en otro de los groseros problemas de continuidad de la película (Logan es perseguido por Humvees aunque estos sólo estuvieron operativos recién en 1984).
Tras escapar Logan (ahora Wolverine) planea terminar con Stryker para lo que recurre a sus ex compañeros vemos así a John Wraith (Will.I.Am de Black Eyed Peas) y a The Blob, posteriormente conoce a Gambit (Taylor Kitsch) quien le indica la locación de la base de Styker (cabe mencionar que Gambit era uno de los personajes más esperados, se suponía debería aparecer en la batalla final de The Last Stand, pero se dejó para un mejor aprovechamiento del personaje, el cual lamentablemente no ocurrió con esta interpretación).
Finalmente Logan llega a la base para descubrir que el programa Weapon X aún se desarrolla y que Stryker mantiene en su poder a una serie de mutantes (entre ellos Cyclops, y Emma, hermana de Silverfox, basada en Emma Frost aunque sin sus habilidades telepáticas), finalmente se descubre la traición de Silverfox, ocurre el enfrentamiento entre Sabretooth y Wolverine, el cual es detenido por Silverfox, ambos liberan a los mutantes (Silverfox es mortalemente herida en la huída), mientras Stryker activa a Weapon XI, Deadpool, creado con el cuerpo de Wade, más dudosos implantes de todo el resto de mutantes, finalmente el último round entre Wolverine y Deadpool, para finalizar en un improbable y patético team-up entre Wolverine y Sabretooth contra Weapon XI.
Antes de morir Deadpool destruye la estructura sobre la que estaban combatiendo, Gambit rescata a Logan quien queda con Silverfox muerta en sus brazos, antes de ser atacado por Stryker, quien tras usar balas de adamantium le dispara a Logan en la cabeza, lo cual explicaría sus posteriores problemas de memoria.

Sinceramente, creo que es una película olvidable, más allá de la nueva y buena interpretación que hace Jackman de Wolverine (tal como mencioné antes, en un rol que seguramente lo definirá como actor hasta el fin de sus días), ya que no aporta mucho a la historia central de la saga y sus notables errores la hacen entrar en contradicciones importantes, por suerte, no sería el final de los mutantes, ya que tan mal no le fue en ventas y esto posibilitó la aparición de una nueva película, una precuela, llamada...

X-Men First Class.

Así como dediqué un par de posteos al Universo Avengers en Marvel Studios, creo que es necesario hacer lo propio con el otro universo importante de Marvel, el universo mutante, el cual se ha mantenido alejado del desarrollo de las otras películas (al menos directamente, lo que no se si sea bueno o malo) y ha venido prosperando de buena forma hasta la última (y primera, cronológicamente) película X-Men First Class, así que veamos esta breve revisión de los principales títulos de esta saga.


X-Men (2000) de Bryan Singer.
Al ser la primera película tuvo que enfrentar una dura crítica que se dio desde el mismo casting, aún recuerdo los rumores acerca de quién sería quién en esta adaptación cinematográfica, un primer problema sería Hugh Jackman como Wolverine... ¿no se supone que es más pequeño que Cyclops? ¿Cómo convencer a muchos fanáticos que funcionaría?, asunto no menor dado el hecho de que los 90's fueron sin duda "LA" década para los mutantes, de ahí su popularidad hasta las estrellas y de ahí la película.
Otro problema fue la elección del director, Bryan Singer, ¿Quién era? ¿acaso pretendía hacer The Usual Suspects con poderes?... una vez superada esta etapa de rumores, Singer se mandó una de las mejores películas de superhéroes, saliendo del cliché de las mallas y colores (en una escena Wolverine se queja del traje y Cyclops le responde, preferirías usar un leotardo amarillo?), nos presenta un grupo enfundado en cuero y más cercano a la realidad (de película claro), así se inicia la década con X-Men.

El casting, con los años, ha demostrado el buen ojo de Singer para convocar actores, Patrick Stewart (proveniente de Star Trek) como un muy bien elaborado Chales Xavier, Hugh Jackman como Wolverine (rol que lo definiría, tal como Indiana Jones lo hizo con Harrison Ford), Halle Berry como Storm, y finalmente Ian Mckellen como Magneto, en las que yo considero las mejores actuaciones, el resto un reparto bien caracterizado, pero tal vez no tan memorable como aquellos.

La película busca situarnos en una realidad temporal actual para el 2000, dónde Magnus evidentemente no podría ser el adulto-joven superfornido y escultural que es en los comics, difícilmente podríamos encontrar un anciano con esas características, cabe recordar que Erik Lensherr a.k.a. "Magnus" a.k.a. Magneto nace alrededor de 1940, por lo que se necesitaba de alguien que rondara los 60 años y que fuese un digno oponente, es este uno de los principales aciertos, y nos regala una gran actuación de Mckellen (otra ñoñería más, de la cual siempre ha dicho que se siente orgulloso). Tanto Xavier como Magneto son ancianos, por lo que el enfrentamiento es ideológico más que físico, o bien, al estilo de la Guerra Fría, este se produce a través de terceras partes, los X-Men vs la Hermandad de Mutantes.
Puestos en esto, Singer trata en todo momento que los sucesos e historias tiendan a la realidad, lo cual se agradece y se mantiene a lo largo de toda la saga principal.
Debido a la popularidad de Wolverine en esos años, este personaje obtiene un rol protagónico, incluso mayor al de Cyclops (lo que es lamentable) y el duelo de egos y de testosterona de ambos queda bastante reducido en la película, más se intuye que se observa, y podría pasar sólo como un triángulo amoroso, cuando cualquier lector de comics sabe que la cosa va más allá.

Rogue también fue un punto de discordia, ya que Anna Paquin, poco y nada tenía de la belleza y sensualidad del personaje en los comics, físicamente tampoco era ninguna maravilla, y asume un rol que incluso en ocasiones se acerca más al de Jubilee, ahora su historia es el pilar de la película, ya que ésta se basa en la habilidad de Rogue para obtener poderes de los mutantes que toca. Al menos esto se trabaja bastante bien y da lugar a buenos momentos, especialmente hacia el final de la película.

Respecto a la Hermandad, destacan Mystique, Sabretooth y Toad, se extrañó Blob, pero al parecer hubo problemas de diseño y efectos para dotar al personaje de sus características propias (no sólo el, también se pensaba incluir a Beast y Angel originalmente), aún así, funcionan bastante bien, especialmente Tyler Mane como Sabretooth en un rol que lamentablemente no vuelve a repetirse, Toad fue interpretado por Ray Park (Star Wars) quien hace un par de guiños a Darth Maul, al jugar con unos fierros en el final de la película.

La película logra avanzar bastante bien en la trama, utilizando otros personajes conocidos para proyectarse a futuro, como la historia del Senador Robert Kelly. Finalmente Singer demostró que es posible hacer una película sobre supergrupos (incluso supergrupos de moda) y satisfacer a la industria como también a los fans... el público quería más y sería nuevamente Singer quien respondería.


X2 (X-Men 2) (2003) de Bryan Singer.
La segunda entrega de esta saga venía precedida del éxito de la película anterior, había que hacer una mejor segunda parte y para eso se optó por adaptar la novela gráfica de 1982 God Loves Man Kills de Claremont y Anderson, aunque no literalmente ya que fiel al estilo impuesto Singer intenta nuevamente dotar a la película de cierta "realidad", así que contextualiza la historia desde una perspectiva religiosa a una de investigación militar que le permite además adentrarse en la mitología de Arma X.



Se presentan nuevos personajes, tan bien logrados como los anteriores, destacando especialmente Nightcrawler e Iceman, por el lado de los enemigos William Stryker caracterizado ahora como un oficial del ejército, Lady Deathstrike y Pyro (otro clásico de la Hermandad Original).

La película ahonda en la trama de la segregación racial, apuntando a un oscuro complot para tratar de eliminar a los mutantes y su imagen pública, esto es llevado a cabo por Stryker a través del uso de Nightcrawler y su capacidad de teletransportarse, en una de las mejores secuencias de acción, justo al inicio de la película.
Xavier intenta localizar a este huidizo mutante, es durante esta investigación que se descubre además los abusos de Stryker sobre Magneto, y el hecho de que sabe acerca de los X-Men y su ubicación, luego de esto Xavier sería apresado junto a Scott Summers.
Volviendo a la acción, nuevamente destaca la figura de Wolverine como líder del grupo, sobrepasando a Cyclops o a Storm, es durante la huida de la escuela cuando aparecen otros varios mutantes de importancia, como Coloso o Kitty Pride, durante la huida destaca especialmente la escena en la casa de los Drake.

En esta parte se comienza a hilar una entretenida trama que nos lleva por un lado al desarrollo del proyecto Arma X, a los fantasmas del pasado de Logan, y a la relación que habría tenido con Stryker. Por otra parte se produce el teamup entre Magneto y los Xmen, ya que Magnus tras escapar de prisión había averiguado datos relevantes sobre la tarea de Stryker (datos relevantes también para cualquiera que quiera hacer buen uso de la función pausa y zoom durante esta escena para inspeccionar los monitores de Stryker), los cuales no serían nada más ni menos que copiar a Cerebro en sus instalaciones para matar mutantes a distancia.

Una vez en la base de Stryker, destaca el duelo entre Wolverine y Lady Deathsatrike, precisamente en las instalaciones del programa Arma X, por otro lado, se produce la búsqueda de Xavier, la que finaliza con la división obligada del teamup y las diferencias valóricas entre Xavier y Magneto.
Se conoce además el motivo del odio hacia los mutantes por parte de Stryker, el cual no sería otro que el descontrol provocado por su propio hijo, un mutante poderoso del cual extrae la substancia necesaria para el control mental observado en la primera parte de la película.
hacia el final se nos revela otra sorpresa más, Jean Grey, quien no ha tenido un desarrollo relevante hasta ahora, comienza a percibir de a poco su verdadero poder, hasta convertirse en la entidad que conocemos como Fenix Oscura.

Me gusta X2 porque logra ser más oscura que su predecesora, y por que su trama es más elaborada (quizá por salir de una novela gráfica), las escenas de acción están bien hechas, destacando especialmente las de Wolverine, por otro lado el trabajo de Nightcrawler me parecio super adecuado, tanto en su caracterización como en los efectos de transportación, respecto al resto de los personajes Pyro se presenta con bastante potencial al igual que Bobby Drake, es aquí donde se deja claro que los eventos de la película siguen una cronología completamente diferente a la del comic, elemento que será reafirmado en X-Men First Class.

Sin embargo pese a lo bien que estaba siendo recibida esta saga por la crítica se anunció que Bryan Singer dejaba el proyecto, se venía X-Men 3 y la posibilidad de realizar spin offs, sin embargo continuar el trabajo con el mismo nivel de calidad parecía difícil.


La semana pasada fuimos a ver Captain América, la última película de Marvel Studios previa a Avengers, aparte de realizar una breve reseña libre de spoilers (naaaaa mentira, eso es imposible), haré alguna reflexión sobre la interesante dinámica que se ha creado entre todas las películas partiendo desde Iron Man de 2008.

Captain América First Avenger.

Quizá para nosotros Capitán América no tenga un gran peso como personaje, en los últimos años no tuvo un gran desarrollo y tal vez no fue hasta la Guerra Civil que comenzó a perfilarse como uno de los pesos pesados clásicos de Marvel. Cabe recordar que este sitial siempre lo tuvo, ya que es uno de sus personajes más antiguos (1941) sin embargo el tiempo y las nuevas tendencias lo habían relegado a un rol más secundario. Aún así Captain América esta al nivel de Superman en DC y debe ser tratado en ese justo nivel de peso/popularidad.
Por este motivo una película sobre él era una empresa de una tremenda responsabilidad, ya que no sólo debía ser fiel a la historia del personaje, sino que además debía incluirse sin problemas en la trama iniciada con Iron Man que nos llevara el 2012 a Avengers, y lo hace sin problemas.

Captain América First Avenger cumple y se desarrolla en el mismo nivel que las otras películas de Marvel, mantiene ese humor constante y quizá sus deficiencias apunten más al hecho de estar narrada apresuradamente, más que a mantenerse o liderar su espacio respecto a las otras películas. Comienza bien, desde el presente, desde el descubrimiento en el Ártico del escudo del Capitán y desde ahí un salto temporal a la Segunda Guerra Mundial, en el cual se expone el experimento renacimiento que convertiría al enclenque Steve Rogers en el Capitán América.
Steve Rogers/Capitán América está interpretado por Chris Evans, a quien anteriormente habíamos visto en una interpretación bastante decente (es un personaje que no tiene demasida profundidad no?) de Human Torch de Fantastic Four, en las olvidables dos películas de la primera familia de Marvel. Es aquí donde se repite un viejo problema de Marvel, el repetir sus actores entre las diferentes películas (algo que vimos con Ray Stevenson en Punisher/Thor), al respecto Evans tuvo que renunciar a posibles secuelas de FF en favor de representar, y volver a hacerlo, al Capitán América. Destaca especialmente el trabajo de alteración digital de su cuerpo para los primeros minutos de la película, un trabajo bien hecho y que permite desarrollar la idea de alcanzar el potencial humano a través de la ciencia, como se plantea en el proyecto Rebirth.
El nemesis es Red Skull (no podía ser de otra forma), interpretado por Hugo Weaving, si bien Weaving interpreta bastante bien al personaje, distante, siniestro y ambicioso, es el momento en que se revela como Red Skull que deja un poco que desear, ya que si bien el maquillaje luce bien en las fotografías, creo que no funciona tanto en la película, sin embargo es un detalle y como villano funciona a la perfección, asumiendo un peso importante que incluso nos lleva a olvidarnos de los tan manoseados nazis y concentrarnos en el desarrollo de Hydra, la organización criminal que debería estar presente hasta nuestros días.
Entre los personajes de apoyo destaca Dominic Cooper com Howard Stark (interpretado originalmente por Gerard Sanders en Iron Man y en Iron Man 2 por John Slattery) si bien no se asemeja mucho a su anterior encarnación, al menos mantiene parte del carisma que Downey Jr. le imprimió al ya "carismático" personaje de Tony Stark, así que funciona como una progresión correcta.
Stanley Tucci interpreta al Dr. Abraham Erskine, líder del proyecto Rebirth y quien escoje a Rogers para convertirlo en supersoldado, pese a lo breve de su aparición me parece una buena interpretación aunque algo sentimentaloide, claramente pensada para contrastar con el pasado de Red Skull.
El interés romántico del Capitán, Peggy Carter, está interpretado por Hayley Atwell, es el apoyo sentimental y moral, y sin dejar de lado su atractivo físico (con un toque de chica pinup), complementa bastante bien al desarrollo del personaje de Evans.

En el desarrollo de la película el Capitán forma equipo con un grupo de prisioneros, este grupo es la unión entre Invaders (el grupo original del Capitán América durante la II Guerra Mundial) y los Howling Commandos (Grupo al cual pertenecía Nick Fury), de aquí se extraen varios personajes entre los que destacan Dum Dum Dugan interpretado por Neal McDonough, Jim Morita interpretado por Kenneth Choi, Gabe Jones interpretado por Derek Luke y Jacques Dernier interpretado por Bruno Ricci; por parte de los Invaders tenemos a Bucky Barnes el sidekick original del Capitán, interpretado por Sebastian Stan y a James Montgomery Falsworth interpretado por J.J. Feild (Union Jack en los comics).

Junto a ellos otro tremendo actorazo que es Tommy Lee Jones, quien se hace cargo del Coronel Chester Phillips jefe del proyecto de Super Soldado.

Como mencionaba antes la película tiene dos momentos, el primero, bastante extenso y pausado en la narración que se refiere a la transformación de Rogers en Captain América, en el cual con bastante detalle se refiere al proceso y a la interacción entre personajes, hasta la presentación y utilización del Capitán como material promocional para los EE.UU. Luego de esto entramos a un segundo momento en el cual el Capitán enfrenta a Red Skull, lo que se convierte en una carrera contra el tiempo para mostrar todo el desarrollo de varios combates y varios hechos que ocurren cronológicamente en un tiempo considerable, pero que la película los muestra en pocos minutos, y es éste uno de sus peores errores, no sé si existirá restricción respecto a los tiempos de exhibición o si posteriormente vendrá una versión del director con el corte integro, pero la cosa es que se pierde bastante de la calidad narrativa en esta aceleración, lo que produce un climax apresurado y carente del peso que debería haber tenido. Es cierto que es una introducción a todo el proceso de formación de los Avengers, pero se supone que el director debería mantener la atención en su producto más que en el siguiente, y eso se siente bastante hacia el final de la película.
Aún así es una buena película y el 3D ayuda bastante en lograr efectos bastante divertido.

Spoiler:



Hasta ahora la interacción entre películas es bastante evidente, por lo que resumiré sus principales puntos en la siguiente lista (en base al orden cronológico presentado en las películas):

Spoiler:


Pd. La primera historia que "leí" del Capitan América fue un Wiev Master que compré cuando chico, en el cual combatía precisamente a Red Skull, fue un gran ejercicio de nostalgia ver esta película en 3D y recordar esos viejos discos estereoscópicos.

Como no escribía hace tiempo acerca de películas ñoñas, y en vista de que el pasado viernes vi Thor, creo que es la hora de ponerme al día, ya que el último review fue de Iron Man.

Hace algunos años (2005) Marvel cambió de nombre a Marvel Entertaiment y se dio a la tarea de mejorar las películas de sus personajes y más concretamente, asumir un control artístico más completo, esta decisión permitió desarrollar una serie bastante decente de películas de superhéroes.


Iron Man, Jon Favreau, 2008. Comenzó con este filón de buenas producciones, en ella asume el rol protagónico Robert Downey Jr. lo que evidentemente fue un gran acierto y permitió una serie de paralelos entre el comic, la historia del actor (la caída y ascenso de Downey Jr.), la situación política de EEUU y la película.
La cinta narra el origen del superhéroe y se nutre bastante de la serie limitada Ultimates (Mark Millar y Bryan Hitch, Marvel 2002), en ella Iron Man se enfrenta a Iron Monger e indirectamente al Mandarín a través de la asociación terrorista Los 10 anillos del Mandarín, además es la primera que comienza a hilar las películas orientándonos hacia el lanzamiento de Avengers, esto se hace no sólo a nivel de guión sino que usando el recurso de la escena final, tras los créditos de la película.
Spoiler:




Hulk, Louis Leterrier, 2008. Contó con la participación de Edward Norton en el rol de Bruce Banner/Hulk. Esta película es extraña, ya que si bien se supone intenta arreglar los "problemas" causados por la pésima versión de Ang Lee (2003), mantiene algunos elementos de ella en su trama, y es así como se narra la persecución de Banner por el General Ross.
La trama se inicia en Brasil y desde ahí se dirige luego a EEUU. En ella aparece Emil Blonsky (Tim Roth) quien luego para mejorar su destreza como soldado se somete voluntariamente a un tratamiento similar al de Banner, comenzando una lenta transformación que lo convertirá finalmente en Abomination.
En este proceso el científico Samuel Sterns (interpretado por Tim Blake Nelson) sufre un accidente que lo convertirá posteriormente en The Leader.
Personalmente considero que esta película ha sido completamente subvalorada, ya que la trama y el ritmo son buenos, la película entretiene y aborda bien el conflicto entre Banner/Ross y la relación de Banner con la hija de Ross (ahora interpretada por Liv Tyler), además presenta avances en la relación de Banner con Hulk, y como poco a poco consigue controlarlo un poco más.
Lamentablemente debido a diversos problemas Ed Norton no será Bruce Banner en Avengers, sino que al parecer será remplazado por Mark Ruffalo.
Spoiler:



Iron Man 2, Jon Favreau, 2010. Iron Man 2 llega con una buena base, y logra mantener un muy buen nivel de entretención y cercanía al personaje, tras algunos cambios menores (como la sustitución de Terrence Howard por Don Cheadle en el papel de James Rhodes/War Machine), en esta cinta Iron Man se enfrenta a Whiplash (interpretado por Mickey Rourke) además de Justin Hammer, competidor de Stark Industries en los contratos del Dpto. de Defensa de EEUU.
Adicionalmente aparece Black Widow (interpretada por Scarlett Johansson), como espía enviada por Nick Fury.
Iron Man 2 es muy entretenida y tiene unas muy buenas secuencias de acción, especialmente aquella entre Iron Man y War Machine contra una serie de droides, Rourke logra un buen personaje, y gracias a su tamaño se convierte en un adversario más que digno contra Stark, Downey Jr. mantiene el carisma de la primera parte y se muestra muy cómodo en su interpretación (bueno quién no?)
Spoiler:



Thor, Kenneth Branagh, 2011.
La última película de este camino hacia Avengers, es Thor.
Se inicia con una breve descripción acerca de Asgard y de las personas que ahí viven (dioses nórdicos), así como su enfrentamiento contra los gigantes de hielos liderados por Laufey.
En ella vemos a Odin (Anthony Hopkins) y su relación con sus dos hijos Loki (Tom Hiddleston) y Thor (Chris Hemsworth), tomando especial atención a la conducta de éste último y el como, aún no esta preparado para asumir el rol de su padre.
En paralelo la historia sigue los asuntos derivados del hallazgo de Nuevo México, aunque ahora desde una perspectiva un poco más antigua que nos presenta el momento en que Jane Foster (Natalie Portman) se encuentra con Thor.
Se presentan una serie de conflictos en los cuales Thor intenta recuperar su Mjolnir, enfrentándolo en contra de S.H.I.E.L.D. ojo que aquí aparece Clint Barton, tomando un arco para apuntar a Thor, el será Hawkeye (interpretado por Jeremy Renner).
La película logra mantener un nivel muy similar al de las películas anteriores, bastante liviana, entretenida, pero fiel al comic.
Finalmente Thor y sus guerreros aliados Fandral, Hogun, Volstagg y Lady Sif, deben enfrentar a Destroyer. (respecto a los guerreros tengo algunas aprehensiones ya que por ejemplo Heimdall, guardian del Bitfrost es negro; Hogun amigo de Thor es asiático, lo que es por lo menos extraño, si alguien me lo puede explicar se lo agradecería) además no me gusta que se repitan actores en distintos roles, en este caso Ray Stevenson, quien hizo un excelente Frank Castle, y ahora aparece como Volstagg.
La película tiene sus buenos momentos y respeta bastante bien tanto al comic, como a Ultimates, de la cual también se nutre (me pareció entretenida la explicación del Alter Ego de Thor, Dr. Donald Blake).
Spoiler:



Por ahora sólo resta esperar el estreno de Captain América, antes de fin de año.
Hasta ahora el casting completo es:
Chris Evans - Steve Rogers/Capitán América
Hugo Weaving - Johann Schmidt/Craneo Rojo
Sebastian Stan - James Barnes/Bucky
Hayley Atwell - Peggy Carter
Samuel L. Jackson - Nick Fury
Dominic Cooper - Howard Stark
Neal McDonough - Dum Dum Dugan
Stanley Tucci - Dr. Abraham Erskine
Tommy Lee Jones - Coronel Chester Phillips
Richard Armitage - Heinz Kruger.

Punta del Este

...como nunca terminé nuestra odisea, creo que es hora de comentar cómo terminó, el que quizás sea el viaje más entretenido que he realizado, no tanto por andar paseando las bicis, como por compartirlo con una mujer maravillosa y completamente aperrada como es mi novia.

Día 8. Punta.
Pasear por punta rápidamente nos demostró que la ciudad era todo lo que prometía ser, un balneario de muy buen nivel, ordenado y limpio, la gente bastante más bella que el resto del país (claro que había muchas argentinas), lo cual permitía recrear la vista tanto de día como de noche (aún así varias niñitas tenían pinta de escort, pero ese es otro tema), además había buenos locales y lo mejor de todo es que tenían descuento por la Visa de la Paula, así que sólo había que disfrutar.

Así pasamos varios días en una rutina que incluía levantarse tarde, sólo Paula en forma heroica logró presentarse al desayuno un par de veces, comer algo por ahí (no digamos algo rico, ya que dejamos claro que la comida en Uruguay no es buena, salvo el Chivito) y básicamente recorrer la península y gozar de sus playas y tibias aguas, realmente un deleite el estar flotando a la deriva y pensando en que casi a la misma latitud nuestros compatriotas morían de frío gracias a la Corriente de Humboldt, nade mucho y tranquilamente, ya que la Playa Mansa era realmente una delicia.
Por las noches, la cosa era ir a comer o ir al Casino, a estas alturas nuestra ludopatía no tenía límites, más encima avalada por el hecho de que en general ganábamos algo todas las noches, el Casino de Punta no me gustó mucho, ya que comparado al Conrad no había donde perderse, más lujo, más diversión y más encima nos recibieron con un despliegue de fuegos artificiales sobre el mar... qué mejor? no me gané el auto, es cierto, pero tampoco hubiese podido ingresarlo al país no?

El último día decidimos cruzar a Isla Gorriti, la que fue un enclave español con baterías y todo, aunque en muy mal estado, finalmente arreglamos todo, sacamos las bicis (que prácticamente no usamos ya que pasamos gran parte del día en el agua) y dimos una vuelta por la ciudad, más que nada para justificar el transporte de éstas.
Aún así no dejaba de impresionarme la civilidad de la gente y el respeto por la propiedad ajena, de hecho en el Mall tuvimos que dejar las bicis con todo el equipo en el estacionamiento, amarradas con la cadena típica no más, al volver todo estaba en su lugar y nadie había metido mano a nada, se que suena tercermundista que pucha que es rico disfrutar de ese tipo de cosas.
Finalmente decidimos viajar de noche para ganar un día y fue un craso error, ya que dormí pésimo arriba de bus, y hacer el transbordo como a las 05:00 de la mañana no es ninguna gracia, para peor, una guagua no dejó de llorar, así que llegué a Baires completamente molesto.

Día 13. Baires.
Al salir del terminal de buquebus tocamos un taxista super simpático, no se hizo ningún problema para el traslado de las bicicletas, así que le pedimos el teléfono para coordinar el viaje de vuelta a Ezeiza.
Llegamos al Ritz, un Hostal muy bonito con pasado de Hotel, no podíamos quedarnos todavía ya que nuestra habitación no había realizado el check-out, así que salimos, un domingo por la mañana a buscar donde comer algo... terminamos en un café de corrientes con un pasado tanguero, fue un placer volver a la gastronomía porteña, un desayuno contundente y todos los diarios del país para pasar el rato, aunque debo reconocer que como a eso de las 10:00 estuve tentado a dejarme caer y dormir en cualquier parte, luego de un rato aprovechamos de comprar las entradas para Drácula, el musical.

En la tarde y tras dormir un rato, asistimos a nuestro segundo musical, a esas alturas el viaje nos había pasado la cuenta y ya no podíamos comer las mismas cantidades que al principio (las cuales siendo honesto aún no he logrado bajar), lo que evidentemente se transformó en una tragedia para el mercado de las Muzzas...
Así tras vagar un rato fuimos a ver Drácula, con una divertida puesta en escena, efectos especiales y unas actuaciones realmente impresionantes, sin duda que deberíamos tener ese tipo de espectáculos acá, al menos no es tan caro ni tan lejos como para volver a verlos...

Día 14.
Día de comprar los regalitos, para ellos recorrimos todo el centro, encontramos un montón de cosas entretenidas, en general el nivel de precios de los locales, digamos, oficiales, de souvenirs es caro, pero buscando (y no mucho) uno encuentra varias ferias "artesanales" que venden los mismos productos mucho más baratos, lo mismo el cuero, pasamos a algunos locales bajo la oferta de mire y pruébese sin compromiso, y debo decir que las chaquetas de moto eran una maravilla, además de un calce perfecto (pese a la enorme guata que para ese entonces ya no se podía disimular... bueno todavía no se puede)... no compre nada más que souvenirs para la familia, luego una comidita rápida y rica en un café (sin duda una de las mejores cosas de Baires son sus cafés), dormir un rato, y luego en la tarde-noche pasar, como no, al Casino Flotante de Buenos Aires, (previo paseo en el Subte, sólo un par de estaciones para vivir la experiencia de uno de los metros más antiguos del América Latina... o el más antiguo?) para variar el saldo fue completamente a nuestro favor, salimos muy tarde, comimos y bebimos gratis, además de pasar unos ratos muy divertidos (ludopatía +100).

Día 15.
Último en la ciudad, preparar el equipaje, comprar un par de cosas que faltaban para luego emprender el camino a casa, atrás quedaban unos días maravillosos, varios kilómetros en nuestras bicicletas y muchas experiencias completamente gratificantes, para al atardecer cruzar los Andes, pasar sobre mi casa en Lampa y finalmente llegar a dormir una semana completa!!! nunca más nos levantamos y aún hoy no he podido bajar esos kilos ganados!!!

Así como en síntesis...
Buenos Aires: Divertido para carretear, se come rico y barato, harta pobreza que molesta un poco, por lo mismo harta basura en las calles, pero se pasa por alto por la calidad de sus locales y lo amable de la gente.

Montevideo: Sinceramente no me gustó mucho, no sólo es caro, sino que sentí muchas veces que no valía lo que uno estaba pagando, no sólo la cómida (que era mala) sino que también los alojamientos.

Punta del Este: Volvería sin lugar a dudas, es caro, pero entretenido y es posible pasar todo el rato en el mar tibio sin tener que viajar más lejos o preocuparse de la fauna peligrosa, salvo un par de aguas vivas.

Viajar en Bicicleta es más fácil de lo que uno imagina, eso sí, las tratan pésimo así que hay que estar preparado y no llorar por un rayón o dos... pese a todo es relativamente fácil moverse en bici, es decir, si uno suele andar como en Santiago, esquivando micros y personas no tiene grandes problemas para moverse, aún por las urbes más complicadas como Buenos Aires (teniendo precaución de mirar hacia 5 lados en vez de 2 jajaja), las bicis se portaron a la altura de lo exigido y en general no tuvimos ningún problema mecánico de importancia... eso sí extrañé enormemente mi moto, sobretodo en los trayectos largos en los que quería más velocidad.


Tengo muchas ganas de volver a ver algún espectáculo o recital como excusa para cruzar en moto, sin duda que Argentina es un magnifico país para recorrerlo de esta forma, especialmente esa ruta que une las provincias del norte con la Patagonia, sólo necesito una moto más grande y tiempo, así que sin duda queda agendado como un Must.

Un gran viaje y una insuperable compañía.

Atlántida

Atlántida es un lugar muy bonito y muy tranquilo, casi, demasiado tranquilo, debo reconocer que llegamos a este balneario por casualidad, ya que simplemente estaba en la mitad de donde queríamos llegar, y fue una muy grata sorpresa.

Como ya mencioné no nos costó mucho encontrar alojamiento, así que nos quedamos en un pequeño hotel familiar llamado Piroska, muy lindo, muy bien decorado, con rica comida (sus dueños eran alemanes) y con todas las comodidades que a esas alturas necesitábamos con urgencia.

Día 7. Atlántida.
Apenas amaneció salimos a recorrer la ciudad, en la noche llovió un poco, así que bajamos a la playa y aprovechamos de recorrer la ciudad. Aquí vivió Natalio Mechelizzi, un millonario italiano que se dedico a hermosear la ciudad con sus ideas de edificios que fueron realizados Juan Torres, es así como dos de sus símbolos son el Aguila y el Edificio El Planeta, así que pasamos gran parte del día paseando y conociendolos.




En la tarde, nuestro segundo acercamiento con la suerte en el Casino, donde nuevamente ganamos al tiempo que pasamos una velada muy divertida (a estas alturas ludopática, pero divertida).
Luego, una torrencial lluvia nos acompañó al irnos a dormir.

Día 8. Rumbo a.... Punta.
Amaneció, luego de arreglar todo, comprobamos lo rápido que actúa la corrosión en este tipo de climas, ya que la cadena y varías piezas de las bicicletas estaban con una buena capa de óxido, nada que un poco de WD40 no pudiese arreglar.
Una vez con todo listo nos encaminamos a la carretera, la lluvia aún seguía, no era fuerte pero si constante, así que nos aprovisionamos de bolsas de basura para cubrir el equipaje, sin embargo el mayor problema que se presentaba en los próximos 50 kilómetros era el viento, por lo que luego de dar unas vueltas (y buscar unos de los 2 o 3 cajeros automáticos que hay en esa localidad), decidimos realizar el traslado vía bus.

Aquí surgió el problema de: será necesario desarmar las bicicletas?... en el trayecto Colonia-Montevideo no tuvimos ningún problema en moverlas completamente armadas y con el equipo, y supusimos que acá tampoco sería inconveniente.
El bus paró, el asistente amablemente nos abrió las maleteras, pero en eso bajo el conductor, un petizo amanerado e histérico que no echó la media foca, por no tenerlas desarmadas, el weón bajó a foquearnos así como que nada, humillados, como niños retados por la tía del jardín, subimos a nuestros asientos, debido a los problemas cambiamos el destino, en vez de Piriápolis sería directamente Punta del Este.

Lo bueno, el bus tenía wifi, así que el viaje se hizo significativamente más placentero, y corto, así que en muy poco rato arribamos al terminal de Punta.
Lamentablemente perdí el seguro del bloqueo de mi eje delantero, lo que me dejó idiota buena parte de la mañana, y es que soy idiota y me carga perder mis cosas.

De nuevo no tuvimos problemas en encontrar Hotel, así que nos alojamos en el Marbella (U$85 hab. doble), estratégicamente ubicado entre la Playa Mansa y la Playa Brava, casí al lado del Casino (a estas alturas una necesidad para la Paula), y de la mano.

Así que estaba todo listo para disfrutar de este nuevo destino.
Por cierto el wifi del Hotel era pésimo, pero justo al lado había una tienda Geneva, la cual gentilmente me prestó su abundante ancho de banda durante toda la estadía, me hubiese gustado comprar algo, pero los precios eran el triple de lo que cuestan en Usa.

Montevideo

Al salir de Buenos Aires se acabaron varias cosas, en primer lugar se acabaron las comidas ricas y baratas, se acabó el hospedaje en hostales y se acabó el wifi, lo que limitó considerablemente la puesta al día de nuestra aventura.

Día 4.
Salimos muy temprano para tomar el Buquebus, tras correr por las calles de Buenos Aires para llegar a la hora, y luego de correr para comprar los pasajes y hacer el check-in, logramos acceder al ferry que cruza desde Buenos Aires hasta Colonia en Uruguay, resultó ser una experiencia muy agradable ya que el Eladia Isabel, era un tremendo barco (casi no se sentía el movimiento) que contaba con tienda, bares y hasta pinballs, sin embargo, luego de pasear el movimiento cunístico nos venció y caímos rendidos ante el sueño, despertamos poco antes de llegar a Colonia.



En Colonia pasamos por migración de forma más que expedita, de hecho la señora nos dijo:
-"Tienen equipaje?"
-"sólo las bicis"
-"ah entonces pase y salga con ella"... nada más cómodo.

En el terminal de Colonia tomamos un bus que nos permitió llevar las bicis armadas hasta Montevideo.
Aquí se presentó una gran diferencia con Buenos Aires, ya que Montevideo no sólo es chiquito, sino que sus cuadras son pequeñas y los edificios es como si los hubiesen comprimido, es como si un edificio normal fuese comprimido para alcanzar en sus pequeñas cuadras... Primera insatisfacción la cómida era cara y mala, nada que ver con Baires... recorrimos el centro buscando donde quedarnos y nada.
No había hostales, no había hoteles... después de vagar un rato la Paula llegó a pensar que era por nuestra pinta y por el hecho de andar con las bicis, al final se nos acercó un pintoresco personaje en una bicicleta y nos recomendó un lugar.
Así llegamos al Hotel Montevideo, tenía olor a viejo y esa paleta de tonos café-verdosos típicos de lo que estaba de moda como en los años 60, la gente nada que decir, muy amables nos facilitaron la cochera para dejar las bicis, la habitación era simple, el baño era extraño, ya que al parecer es común que no usen tina sino la ducha encima de un espacio del baño y un orificio de desagüe, ojo, no se malinterprete, no era pobreza, ya que luego comprobamos en otro lugar que esto es como común.
Luego descubrimos que el motivo de la escasez de habitaciones se debía al Carnaval, así que pasamos parte de la tarde observándolo a pocas calles de distancia (no era muy espectacular, debo reconocerlo, sin embargo es un hito dentro de la ciudad)


Una de las pocas riquillas de Montevideo



Luego comer algo, una Pizza pésima (peor que las de Santiago) y una lasaña que parecía burla de lo pequeña que era...

Día 5.

Este fue el día de pasear por Montevideo, gracias a su reducido tamaño es ideal para recorrerla en bici o caminando, paseamos por la ciudad vieja, que es muy bonita, comimos una rica y carísima comida en el Mercado, luego paseamos tomando fotos y conociendo esta ciudad, que nos dejo un recuerdo como a Valparaíso, y en otros se nos aparecía como una ciudad media caribeña... De ahí a las Ramblas, que es como se conoce la calle que rodea la zona costera y las playas, las playas de Uruguay son hermosas, y aquí una Segunda insatisfacción: la naturaleza es cruel en Uruguay, ya que simplemente los hombres son ricos y las minas son feas, nada que hacer... sólo ampararse en la idea (vendida por la publicidad) de que en Punta del Este no sería así.


Palacio Salvo, Plaza de la Independencia



por la noche fuimos al Casino de Montevideo (lo que más hay en Uruguay son Casinos) y ganamos como unas 15 lucas, así que nos fuimos a celebrar y tomar unas chelitas a la ciudad vieja, de ahí un taxi al hotel, y nos felicitaron, por conocer la ciudad, ya que le indicamos al taxista (que era nuevo) como llegar al hotel, y por "hablar tan bien" jajaja debo ser el chileno que peor habla, aún así le gustó nuestro acento.

Día 6.
Nos levantamos temprano ya que debíamos pedalear hasta Atlántida, distante como 50 kilómetros desde donde estábamos, la mayor parte del día recorrímos la enorme Rambla que bordea la costa (fácilmente unos 20 kilómetros), hasta sufrir un pequeño problema por el sobrepeso de las bicicletas, nada que no pudiera ser resuelto en una bomba que había por ahí... de ahí la ruta nos llevó por Ciudad de la Costa, una urbanización harto fea que ni siquiera tenía caminos asfaltados, salvo la Carretera, por lo que tuvimos que mantenernos en la berma...
Así llegamos hasta Salinas, donde comimos unos ricos tallarines, en un lugar barato que no cobraba "cubierto" (en uruguay te cobran aparte por el derecho de sentarse a la mesa, y muchos lugares cobran el iva por separado)... así seguimos hasta que amablemente un policía nos ordenó tomar la caletera para ingresar a la ciudad de Atlántida, por suerte encontramos un bonito lugar bastante rápido, ya que era de noche, teníamos hambre y queríamos dormir.

Anoche fuimos a ver Chicago, el musical, era la raja, así de simple, las actrices no sólo eran guapas sino que además cantaban y bailaban bien, los actores también... fue una buena puesta en escena (no se podía filmar ni sacar fotos, así que sólo sacamos algunas del Teatro Lola Membrives), me da un poco de lata que en nuestro país no se pueda disfrutar de obras así en la forma en que las disfrutan acá (funciones todos los días, por varios meses), sin duda hay que volver a Baires para ver otro espectáculo de este tipo.

Día 3. La Boca - Caminito.


Salimos temprano (ya que debíamos dejar la habitación y cambiarnos a otra, más pequeña pero con mejor señal de wifi) recorrimos parte del Barrio de San Telmo (donde estamos ubicados), es un barrio antiguo con calles de adoquines y muchos cafés, aquí vivió (o nació) Quino, y tiene una especie de monumento en el que sale Mafalda, nos sacamos algunas fotos ahí y luego partimos en bicicleta al Barrio de La Boca (hay que mencionar que es harto más sencillo recorrer la ciudad en bici, ya verán luego la tremenda vuelta que nos dimos éste día). Mucho se nos advirtió respecto de que el barrio tenía que ser visitado temprano y que los alrededores eran un poco peligrosos, así que partimos a eso de las 10:00, dimos unas vueltas por Puerto Madero y luego a pedir indicaciones para llegar al Caminito... yo no sé si de mala onda, o de puro desconocimiento, pero la cosa es que con instrucciones cada vez más enredadas y contradictorias llegamos al Estadio de Boca, y luego de algunas vueltas al famoso caminito.


Esta pequeña cuadra es tal y cual se muestra en las fotos turísticas, mucha artesanía, mucho restaurant (un poco caro comparado con el centro), muchas parejas bailando Tango.. y la verdad es que no parecía nada de peligroso, es decir, tipo av. Matta o Franklin, la cosa es que no tuvimos mayores problemas, paseamos tranquilamente y decidímos volver por la ruta de Puerto Madero.

Puerto Madero.


Es como uno de los lugares top de Baires, como Apoquindo, pero con mucha vegetación y un canal grande y maloliente, aún así la vía que bordea la reserva ecológica (que es un enorme humedal), esta llena de carritos y cocinerías re-picantes (y baratos), paseamos un largo rato por ahí, para luego decidir seguir una de las ciclovías implementadas rumbo a Av. Sarmiento en el Barrio de Palermo.

Ahí en Sarmiento uno llega a un enorme parque, donde entre otras cosas se encuentra el Planetario Galileo Galilei, y el Zoológico, antes de llegar se pasa por unos barrios bastante exclusivos en Recoleta, donde hay varias embajadas, la ruta es amplia y bien bonita.


Quería una foto del planetario desde que vi ese video de Soda Stereo, así me salí con la mía, alimentamos a algunos patos y gansos que viven tranquilamente en esa zona, y luego, para volver, lo hicimos a través de la Av. Santa Fe y el centro, zonas bien bonitas (por suerte), con harta tienda, paseos peatonales, muchos árboles, cafés y cosas así, es lejos el sector más lindo que hemos visto de la ciudad.

Para llegar a la casa tomamos finalmente Córdoba, Corrientes y 9 de julio, hay que señalar que Buenos Aires está en plena campaña de implementar la bicicleta como medio de transporte en la ciudad (incluso las arriendan) sin embargo las ciclovías son pocas, y generalmente no son respetadas por nadie. Otra cosa es el tránsito, harto más caótico que el nuestro, no sólo parten antes, sino que además al girar no avisan, y básicamente pasa el que se mantiene en el empeño de hacerlo, otra cosa común parece ser el putearse en las esquinas, algo natural debido al desorden que a veces existe.
El otro punto complicado, está dado por mi formación en una ciudad con plano de damero, dónde a lo más había que mirar a ambos lados de la calle, acá en algunos puntos es normal mirar hacia 3, 4, 5 y hasta 6 lados distintos, incluyendo autos, micros, peatones y el peor mal de todos, las motos!!! malditos motoristas son lo peor de todo el transito que acá existe (irónico no?).

Buenos Aires

Día 2. Buenos Aires.

La pieza del hotel tiene un ventilador, sin el hubiésemos muerto de calor (no es tanto como Santiago, pero es molesto igual), el despertar fue como en Apocalypse Now. Dormimos hasta tarde ya que el pedaleo de ayer fue más pesado de lo que pensamos inicialmente.


Hoy fue el turno del City Tour, tras levantarnos salimos a recorrer los puntos más turísticos de la ciudad. Cómo estamos en el centro se supone que cercano a los lugares importantes, claro que las cuadras y las calles de acá son significativamente más amplias y grandes que las nuestras, por ejemplo la Av. 9 de Julio, que es realmente grande y bonita, de ahí pasamos a comer algo (Ritz Café, aprox. 50 pesos por persona), para luego visitar el obelisco, y sacar las típicas fotos de turista junto a él.


Luego las avenidas del microcentro, donde están los teatros y tiendas, esta noche veremos Chicago, el musical, luego comentaré que tal es, se ve bueno.
Las tiendas no son tan espectaculares ni los libros tanto más baratos, tal vez hace unos años se notaba más, pero creo que ya no es así, vitrineamos harto y luego fuimos a visitar el centro cívico, la Casa Rosada y sus alrededores.



Aún me sorprenden, al igual que en Mendoza, los kioscos atestados de revistas y diarios, algo que hemos perdido un poco, igual es chistoso que los kioscos vendan por igual películas de niños y películas pornográficas y nadie se espanta.

Por suerte, este día la ciudad de nos mostró mucho más acogedora y linda que ayer, es de esperar que no nos vuelva a defraudar.

Ezeiza - Buenos Aires



El viaje fue rápido y tranquilo, tal como lo había imaginado, me impresionó que Sky venda pasajes de diferentes clases cuando el espacio en el avión es el mismo para todos, no tan mínimo, no entiendo por qué pagar de más en algo así (no viajaron chanchos ni gallinas, sólo unas coterráneas harto feas y flaites, pero nada más).

Llegamos a Ezeiza y bajamos por esas micros-escaleras que teníamos por los años 80, la recepción en Migraciones fue rápida, y tras eso recuperamos nuestro equipaje, para notar que uno de los bolsos no había resistido bien el "afectuoso" trato de la aerolínea, mal por el bolso, ya que al ser de cordura pensé que resistiría mejor el roce y no fue así (no lo compre, es una mierda!!!!).
Tras salir, toco el turno del armado de las bicicletas, algo que fue relativamente rápido, pasamos a una estación de servicio para ajustar el aire de las ruedas y de ahí partimos por Av. Teniente General Pablo Ricchieri rumbo a Buenos Aires, antes de partir, una recomendación de un natural de la zona... "no se bajen de la carretera, ya que hay un par de villas de emergencia un poco peligrosas"... así que obedientemente no bajamos por mucho rato de la carretera, para que se ubiquen, es algo así como la norte sur, con enormes letreros de Prohibida las Bicicletas, los cuales como es de imaginar no supimos decodificar jajaja.

El trayecto es largo, muy largo, sinceramente no recomendaría hacerlo en bici, ya que si bien es bonito, es re complicado, y tiene una especie de bosque pequeño (monte) alrededor, donde fácilmente te pueden matar, violar y descuartizar sin posibilidades de ser encontrado en varios años.
Efectivamente las poblaciones eran re feas (no se si más que las poblaciones de Santiago), algunos edificios enormes, como de película de terror japonesa (realmente enormes) y algunas casitas de muy poco espacio, cuyos habitantes construyen desordenadamente hacia arriba, obviamente no paré a tomar fotos, solo procuramos pasar rápido.



Finalmente llegamos a un lugar en el cual la carretera pierde las bermas (que tienen unos malditos lomillos de toro cada 10 metros) y se convierte en algo así como Costanera Norte, motivo por el cual nos vimos obligados a bajar y buscar una ruta alternativa. En este punto cabe mencionar que Buenos Aires es super ultra mega grande, tanto así que el pedaleo constante no lleva a nada, o al menos eso parece...

Tras vagar por la ciudad y observar la fauna nativa, bastante fea, típica de los barrios periféricos, llegamos a la Av. Evita Perón (ya que la ciudad es gay friendly podría lisa y llanamente llamarse Madonna), Barrio de Flores, lugar en el que los naturales cambian significativamente y se vuelven más atractivas/os.
Era un buen lugar para parar y comer una Muzarella (20 pesos) y unas bebidas (9 pesos c/u), sacar el netbook y ubicarnos, ya que era tarde (20:30 hrs) y francamente estaba un poco choreado.



Buenos Aires tuvo un buen pasado, hace tiempo y eso se nota al llegar a la ciudad, sus calles están muy sucias, ya que hay basura desparramada en cada esquina, el asfalto está bueno, pero las veredas son una mierda, no sólo por los adoquines y losas rotas, sino por que la mantención que tienen es menos que mínima, para demostrarlo debo señalar que en varias cuadras crece maleza de casi un metro en medio de la vereda, así que la cosa no sólo era esquivar peatones (el transito es otra odisea, ya que parten antes de que termine la luz roja) sino que además esquivar hoyos y estas plantitas tan bonitas...

Tras un breve viaje de 40 cuadras, llegamos a los sitios de alojamiento, que previamente habíamos revisado a través de Hostel World y Hostels, en ellos dimos con algunos lugares que se veían bien y tenían buenas referencias, la verdad es que eran como el dick tracy, así que tras caminar y pedalar harto (mencioné que Baires es gigante?) nos alojamos finalmente en Tango Hostels, en Chacabuco esquina Independencia (cerca del centro y a un par de cuadras de Puerto Madero)... harto por un día, casí 40 kilómetros de pedaleo y ya que vimos lo peor de Baires, espero que ahora todo sea el glamour prometido.

pd. el Obelisco se ve de pura suerte ya que no tiene ni una mísera luz que lo haga destacar en la noche.
pd2. Tras revisar las alforjas estas también se ven un poco frágiles al roce.

Salón VIP, SCL



Pobres mortales, destinados al aburrimiento y la inanición...




V.I.P. disfrutando del wisky, comida y entretención gratis... jajaja

A pedido de Chetus, he decidido escribir respecto a nuestra nueva aventura (también para justificar la existencia del Blog, tras años de no escribir en él), así que como corresponde haré una descripción pormenorizada de los antecedentes.

Dia 1.
Salón VIP, SCL.

Hace un tiempo decidimos viajar con las bicicletas para hacer la travesía más entretenida, junto con el consiguiente ahorro en transporte... ahora salir de Santiago rumbo a Baires era prácticamente impensable (pedaleando, of course), por lo que decidimos viajar en avión.
Las tarifas son realmente bajas por compra adelantada, así que a mediados de enero compramos los pasajes vía SKY, me imagino que por el precio, viajaremos junto a chanchos y gallinas, pero los lujos no van conmigo y lo importante es el viaje...

Viajar con la bici es un asunto un poco complicado, primero fue el turno de optimizar nuestro equipo, Paula cambió la suspensión y realizó un ajuste, mi Trek, al ser nueva tenía el ajuste gratuito, así que sólo restaba comprar unas buenas parrillas, ya que las que teníamos no eran aptas para trasladar bolsos.

Respecto a las alforjas, luego de mucho buscar, dimos con una persona de Quilicura que las confeccionaba, , compramos unas triples, que permiten sacar el bolso superior y usarlo como una especie de morral, además compramos un minibolsos para el manubrio que incluyen un espacio para llevar el mapa. Si bien en San Diego había un bolso más barato (alrededor de $20.000), esperamos que nuestras alforjas sean de mejor calidad y resistencia (ya lo veremos).

Luego de eso vino todo el tema de cómo trasladar la bicicleta, en Sky no ponen problemas al respecto mientras se respete el peso de 25 kilos, considere ud. querido/a lector/a que el peso de la bicicleta es de 12 a 15 kilos, lo que deja bastante poco para el equipaje, y a eso hay que sumarle el peso del envoltorio.
Buscando en la red encontramos desde la opción clásica de la caja de cartón (en la cual la bici va desarmada y sin pedales), hasta la opción de alusafoil y globitos, demasiado tercermundista para nuestro gusto.




Por suerte en el mismo sitio de Avalancha, vendían unas mochilas gigantes para el traslado de la bici, debo reconocer que en algún momento pensamos en hacerlas nosotros, pero el gasto de material, el tiempo y otros factores onanísticos, jugaron en contra así que decidimos comprarlas, por suerte nos hicieron un buen precio y las compramos por $32.000 c/u.

No documenté el proceso de embalaje, pero basta con desmontar ambas ruedas y el manillar, y debido al espacio, alcanza la bici con parrilla, y las alforjas traseras más el bolso de manubrio. Para proteger el marco coloqué la toalla entre las ruedas y éste, para que se hagan una idea la cosa es más o menos así.



Como el peso ronda los 25 kilos, no es tan imposible de transportar, y nos permitió poner todo dentro y sólo dejar una mochila pequeña para el transporte de las cosas importantes. Es de esperar que se comporte bien, por que es muy cómoda, espero que resista bien trato al momento de guardarla en el avión.

Categorías


 

Copyright 2006| Blogger Templates by GeckoandFly