¿Dónde Están?

¿Dónde Están? preguntaban los afiches en la Moneda, pero no estaban las típicas fotos de DD, sino que en su lugar había una negra pata de perro, el motivo... reclamar contra la matanza express de perros vagos en ese lugar, realizada para no empañar los festejos del cambio de mando.

Los perros habían estado ahí por años, y no es una exageración, la mayor parte del tiempo dormían en el pasto, y nunca supe de algún ataque o problema mayor relacionado con ellos, incluso cuando se hiceron eventos en el exterior (como el recital de la Floripondio) los perros no molestaron. Aún así la Intendencia entregó un informe sobre su peligrosidad al Sesma, y los perros fueron eliminados.

Es triste, pero más triste aún es abandonar a un animal a su suerte en la calle, nos conmueven las historias sobre la matanza, pero olvidamos que los culpables somos nosotros, ya que si hay perros en la calle es porque alguien no se hizo responsable por su cuidado.

Es necesario implementar políticas de tenencia responsable de mascotas, que velen por la seguridad de éstas, que restringan las ventas de cachorros en la calle (los de Ahumada por ejemplo... esos tipos deberían estar un tiempo en la cárcel, al igual que los ambulantes), que regulen los criaderos, que multe a aquellos que abandonan los perros o los dejan morir a su suerte (o se divierten asesinandolos), ya que el animal no tiene la culpa ni los medios para mantenerse en un medio que está lejos de ser "amigable" para otra especie que no seamos nosotros.
La matanza de los perros es un acto cuestionable, pero, también lo es seguir manteniendo esos animales en esas condiciones.

Es necesario formar a las personas, respecto de la importancia de mantener a un animal en buenas condicione, por suerte hace algún tiempo que esta como de moda el cuidado canino (comidas especiales, juguetes, secciones de supermercado y tiendas especializadas), así que hay que aprovechar el momento.
Promover campañas de esterilización en las zonas más pobres (que servirían bastante para disminuir la población de perros vagos en esta ciudad) o un empadronamiento de las mascotas (que serviría también para fiscalizar el cuidado hacia ellas, o recuperarlas en caso de perdida) y que a fin de cuentas, no son políticas tan costosas.

Ojala que la muerte de los perros de la moneda sirva para generar un debate de fondo, y no simplemente para aumentar la venta de diarios del fin de semana, o provocar un montón de Huy que pena, que no pasan de eso.


Respecto del tema: Perros.

1 comentarios:

  1. LarnaCaro dijo...

    El gran problema, como dices, está en nosotros... la responsabilidad de tener animales y, enfatizo en esto, tratarlos como animales, y no como juguetes o niños. Desgraciadamente el cuidado de mascotas que ahora hace furor, va mas enfocado a tratar a los pobres perros como objetos, una vez que el se acaba la gracia se bota.

    Pero también me gustaría ver que la gente que vocifera por las matanza de perros se llevara uno o dos para la casa y se hacen cargo, es fácil atacar un problema cuando no se vive en carne propia, quiero decir que es complicado tener una jauria de perros vagos peleando cada vez que están en celo, rompiendo las bolsas de basura, enfermos, moribundos, excrementos por todos lados y un largo etc... y esto pasa generalmente en las poblaciones y villas de clase media o en pleno centro de cualquier ciudad, a esas personas les sale más fácil y barato repartir veneno que tomar cartas en el asunto y crear políticas de responsabilidad.

    Una lástima.

    bexos  

Categorías


 

Copyright 2006| Blogger Templates by GeckoandFly