21 de Mayo



Me gustan, o más bien, me llaman la atención las guerras, y creo que es una cuestión de género, se nota cuando me toca hablar de éstos contenidos, y evidentemente, la Guerra del Pacífico (que a estas alturas bien podría llevar el eslogan de única, grande, nuestra), no es la excepción y creo que honrar la memoria del Capitán Prat no está de más, ya que es nuestro primer (y único?) Héroe Nacional. Es cierto que hay muchos detractores en ésta idea, y para otros son sólo resultados de una formación cultural-militar, después de todo nací en dictadura, pero la cosa es que sin esos símbolos (y más allá de reírnos un poco y a veces, cuestionar lo lógico de tales acciones) uno comienza a olvidar quién es (como país) y como se han logrado las cosas.

Es cierto, no vivímos en un paraíso terrenal, algunos de nuestros vecinos (y algunos de nuestros compatriotas) aún no dan sustento a las teorías evolucionistas, por lo tanto, las gestas militares no deben ser tomadas como algo menor, o algo que ya pasó... los conflictos están ahí, las aspiraciones expansionistas de peruanos y bolivianos no duermen en el olvido, son reales y concretas, y no debemos callarnos y ni dejar de honrar a los nuestros por una cuestión de ser "políticamente correctos".

Pd. Tampoco me gusta que unos carerajas interrumpan un acto cívico, será que la gente no entiende que hay otras formas de reclamar?

1 comentarios:

  1. God dijo...

    Pinochet tenía razón en su fórmula de acabar con la ambición terrotorial peruana.

    Le das una salida (franja) al mar a Bolivia en el límite con Peru y cagaron los peruanos.

    En cambio, tienes gas y agua para una zona desértica.

    Doy mar por agua.  

Categorías


 

Copyright 2006| Blogger Templates by GeckoandFly