Reconstruction Blues

Hace algunos meses comentaba acerca de los trabajos que había realizado en mi nuevo hogar, y en como me embarqué en la loca idea de realizar home-made los diferentes arreglos...

Y si bien, en su momento, nuestro proyecto de radier cumplió ampliamente su propósito (de evitar que el interior de la casa se transformase en un empolvado), las continuas criticas y la amenaza de que a la menor lluvía me iba a inundar, terminaron por obligarme a contratar los servicios de "especialistas", como no soy un tipo orgulloso, lo hice sin chistar.

Primero, realicemos un pequeño flashback para entender a cabalidad este proceso...

Whooosh!!! (sonido de flashback)




La casa al momento de ser entregada era literalmente un tierral, y no de la mejor tierra, por lo que era imperioso el tratar de controlarla, para evitar la acumulación de polvo en el interior. Fué aquí cuando iniciamos el proceso de construcción del radier y posteriormente de siembra del pasto...




Se trabajó intensamente en ambas labores, y el resultado fue... bueno, peor de lo esperado.
La primera lluvia pequeña de Marzo demostró que los vaticinios de los distintos pitonisos eran precisos... el agua, efectivamente, se colaría al interior.

Sin embargo, había otras varias prioridades, y por un tema de seguridad privilegiamos la construcción de la reja, o más bien el enchulamiento de la reja, tema del cual hablé hace algún tiempo.

Eso hasta la semana pasada, cuando vino el Maestro, hizo el presupuesto y preguntó si queríamos mantener el antiguo radier...
No, dije en forma enfática, Maestro, se que dejé la cagá, por lo tanto parta de cero... yo construí esto y seré yo quien lo destruya (sniff). Claro que el decirlo era infinitamente más fácil que hacerlo...
Qué hacer?... pensé en arrendar un Cangu (martillo neumático), pensé en pagarle más al maestro, quién se apresuró a decirme que no realizaba ese tipo de trabajos... finalmente los días pasaban y necesitaba sacar el radier, hasta que, en algo típicamente mío, el domingo a última hora, y casi por casualidad nos dimos cuenta de que no estaba fijado a la tierra y que por lo tanto saldría con relativa facilidad.




Me volví chango trabajando, pero saqué casi todo, al menos piqué casi todo, por lo que al otro día contratamos los servicios de un esclavirijillo amigo de Lorna, para terminar de sacar los trozos de cemento.

El Maestro (y no es de patero que lo ponga en mayúsculas, pero el hombre definitivamente sabe lo que hace), comenzó a trabajar y al finalizar el primer día, el resultado era... por decirlo menos, asombroso.
Era otra casa, así de simple... el trabajo aún no está terminado, pero apenas lo esté postearé las fotos.
Estoy feliz como lombriz... mi casa ya no es la más fea del barrio.
Esten atentos, luego se vienen más fotos... ahora que tengo tiempo e iNet, tengo mucho que contar.

3 comentarios:

  1. God dijo...

    Oficialmente dejas de ser "The Leather Enthusiast" y pasas a ser "The Construction Worker"

    Village People te adoraría.  

  2. juntenmiedo... dijo...

    ...no hay mejor lugar que el hogar...  

  3. Pollo dijo...

    God: YMCA... jajajaja

    Miedo: Falta poco para la inauguración... paciencia, paciencia...  

Categorías


 

Copyright 2006| Blogger Templates by GeckoandFly